Industria 4.0, una revolución industrial y social

28 Mar Industria 4.0, una revolución industrial y social

El Vicesecretario General de UGT CyL, Evelio Angulo, ha inaugurado la jornada “Retos y oportunidades de la transformación digital en la Industria de Castilla y León”, enclavada en un programa de jornadas desarrollado por UGT en colaboración con la Junta de Castilla y León, como parte de la difusión del III Acuerdo Marco y bajo la coordinación de Fundación FAFECYL, ente adherido a ADE, según ha indicado Angulo quien ha señalado que la Industria 4.0 no es solo una revolución industrial sino que también lo es social

Desde el punto de vista sindical entendemos que es necesario establecer una serie de medidas tanto desde el punto de vista fiscal como laboral y de cotización a la seguridad social sobre las máquinas que harán posible la Industria 4.0 pero que provocará la destruccción de empleo. El impacto que, según Evelio Angulo, puede tener sobre el trabajo no cualificado” rondaría el 50%” de descenso en aquellas instalaciones productivas donde se implante esta tecnología” no cualificado.

Al mismo tiempo reconoció que este tipo de implantación tecnológica va a favorecer la aparición de nuevas ocupaciones, quizás más transversales, y va a procurar un mayor margen a las empresas, que “se tiene que traducir también en acompasar al conjunto de la sociedad a una mejor situación social”.

El Secretario General de UGT FICA CyL, Miguel Ángel Gutiérrez, propugnó un cambio de nuestro sistema educativo para poder cubrir las necesidades formativas que se abren con la Industria 4.0 y que Castilla y León no se quede descolgada y pueda lograr el mayor número posible de los 2,5 millones de nuevos empleos que, según Miguel Ángel Gutiérrez, se crearán con la cuarta revolución industrial.

Por último, Germán Barrios, Presidente del CES Castilla y León, en cuya sede se ha celebrado la jornada organizada por UGTCyL, señaló que España ocupa un nada meritorio puesto 15 en cuanto a avance digital dentro de la Unión Europea y reseñó que perdimos las tres revoluciones anteriores, la del vapor en 1800, la de la electricidad en 1900 y la de los automatismos en 1980, “pero no podemos perder la cuarta”.

Noticias Relacionadas

Share