La EPA arroja para Castilla y León una sangría poblacional insoportable

27 Abr La EPA arroja para Castilla y León una sangría poblacional insoportable

Según la Encuesta de Población Activa (EPA), en el primer trimestre de 2017 el empleo descendió en 13.800 personas con respecto al trimestre anterior (un -1,42%), mientras el desempleo subió en 1.900 (un 1,11%). El número total de desempleados se situó en 171.000, y la tasa de paro se ha situado en el 15,13%.

Se está produciendo un avance de la precariedad también en el desempleo con una extensión del paro estructural, una tasa de cobertura en descenso y unas políticas de empleo que no están siendo efectivas a la hora de mejorar la empleabilidad de las personas.

Junto a esto, el empleo creado lleva una fuerte dosis de estacionalidad, extendiéndose la precariedad con un enquistamiento de la temporalidad y un afianzamiento de la parcialidad involuntaria.

Además en Castilla y León estamos perdiendo población año tras año, a un ritmo de 50 personas cada día, sangría poblacional insoportable y a la que hay que poner freno de manera inmediata.

Y la situación en la que nos encontramos no parece invitar a ello. Tenemos una recuperación del mercado de trabajo que es un espejismo al conseguirse mejores cifras de empleo pero consolidando la precariedad laboral y la desigualdad y manteniendo altas tasas de temporalidad y de parcialidad involuntaria.

Al mismo tiempo se está produciendo una extensión del paro de larga duración y muy larga duración, tenemos una tasa de cobertura en descenso y unas políticas de empleo que no cuentan con los recursos suficientes para ser efectivas a la hora de mejorar la empleabilidad de las personas, en especial de los parados de larga duración y de los jóvenes.

Para UGT es imprescindible reorientar la política económica apostando por factores de que permitan a la economía crecer a medio y largo plazo. Las políticas de empleo deben orientarse a fomentar el empleo de calidad y con derechos y a atender al desempleo de larga duración, con políticas activas desde lo público.

Además, UGTCyL considera que las políticas de empleo deben enfocarse a la reducción del desempleo de larga duración, a través de la protección a las personas y las políticas activas desde lo público, y a la mejora de los salarios de la población. Todo ello es necesario para poder encarar una recuperación sostenible a largo plazo, y para todos, permitiendo la disminución de los niveles de desigualdad y pobreza.

Share