UGT CyL denuncia la consolidación del empleo estacional y precario

04 May UGT CyL denuncia la consolidación del empleo estacional y precario

Abril de 2017 finaliza con 171.047 parados registrados, según los datos publicados hoy por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Esta cifra supone un descenso mensual de 6.856 personas con respecto a marzo (-3,85%) y en términos interanuales el dato sigue mostrando una reducción del 11,45%, es decir, 22.118 parados registrados menos que en abril de 2016.

UGT considera que los datos publicados hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social reflejan claramente el signo estacional del mes de abril.

Desde abril de 2016 se han reducido el desempleo tanto en hombres como en mujeres, siendo más significativo el descenso entre los hombres (-13,99% en el caso masculino y -9,37% entre las mujeres), lo que viene a demostrar la mayor debilidad de la recuperación del empleo femenino y la apertura de la brecha mujeres-hombres entorno al desempleo.

En cuanto a la evolución de los afiliados a la Seguridad Social vemos que Castilla y León sigue estando entre las que menos empleo generan: una tasa anual sólo del 2,32%,entre las más bajas de España frente a la media nacional del 3,77%. Castilla y León registra una relación muy baja comparativamente con otras Comunidades Autónomas entre la creación de empleo y el descenso del paro. Y en el ámbito provincial, vemos que esto sucede incluso con mucha mayor intensidad en las provincias de León, Zamora y Ávila .

Respecto a la contratación que se realiza sigue siendo hiperprecaria ya que contratos temporales, a tiempo parcial y que duran horas o días son cada vez más frecuentes en nuestro mercado laboral lo que está incrementando tanto la dualidad dentro del mismo como que cada vez haya más trabajadores con sueldos misérrimos y una inseguridad laboral absoluta. Esto explicaría el porqué es posible que incluso creciendo el empleo la recaudación por cotizaciones sociales en Castilla y León siga prácticamente estancada o creciendo muy poco desde hace más de dos años.

El número de beneficiarios de prestaciones es de 79.567, es decir solo el 45% de los desempleados de Castilla y León perciben algún tipo de prestación frente al 52% en datos nacionales. También hay que tener en cuenta que el descenso cuantitativo también lo es cualitativo, ya que son más los perceptores de subsidio, renta activa de inserción o se encuentran en el programa de activación (45.288) que los que tienen una prestación contributiva (34.279)

Esta situación se corresponde con un “clásico” de nuestro mercado de trabajo: reducción generalizada del paro y aumento de la afiliación en actividades ligadas a la estacionalidad y con un marcado carácter temporal.

UGTCyL sigue mostrando su preocupación por las tendencias que se están configurando en el mercado de trabajo y que giran en torno a tres aspectos: el incremento del empleo incorpora fuertes rasgos de precariedad, la extensión de la precariedad en el propio desempleo y, por último, la recuperación del empleo se está basando en un modelo productivo ya conocido, con un marcado carácter estacional que permite mejoras en etapas vacacionales y que se sustenta en actividades de menor valor añadido.

Para UGT, nos encaminamos hacia el pasado, corriendo el riesgo de encontrarnos con los mismos obstáculos: un sistema basado en bajos costes laborales, con escasa incorporación de inversión en tecnologías y formación, y en el que prima el trabajo precario, temporal y a tiempo parcial, exigiendo una menor cualificación de las personas. Junto a ello, un elevado volumen de desempleo estructural, de larga duración, sin derecho a prestaciones, y que limita la vuelta de muchas personas al empleo.

Sin las políticas económicas y de empleo adecuadas se trata, en definitiva, de un modelo que conduce hacia un deterioro de la calidad del empleo y de la calidad de vida de la población.

Audio valoración del Secretario de Política Sindical, Industrial y Empleo de UGTCyL, Raúl Santa Eufemia

Share