UGT CyL exige protección social a las personas, empleos y salarios dignos y de calidad

04 Abr UGT CyL exige protección social a las personas, empleos y salarios dignos y de calidad

Castilla y León ha cerrado el mes de marzo con 2.572 parados menos y 20.339 desempleados menos según datos interanuales. Este descenso interanual no tiene su correspondencia con el número de afiliados a la Seguridad Social en el último año, que ha sido de 17.746, lo que significa que hay un desfase de 2.593 personas. A nivel provincial esto sucede con mucha mayor intensidad en León, Zamora y Ávila, precisamente las provincias que menos empleo han creado, lo que significa una clara pérdida de activos. Pese a que el empleo esté creciendo a nivel nacional desde hace más de dos años, en Castilla y León todavía tenemos prácticamente 19.000 trabajadores menos que a finales de 2011 mientras que en España hay 600.000 trabajadores más.

La contratación sigue padeciendo una profunda hiperprecarización como se constata en el hecho de que el 42% de los contratos realizados en los últimos cinco años no lleguen al mes de duración y la mayor parte de ellos ni a la semana. Este tipos de contratos solo representaban el 28% en 2007. Aunque en los primeros meses se observa un descenso mínimo de la temporalidad, la tendencia indica que en Castilla y León la precarización laboral es mayor que en el conjunto del país. Solo a través de una mayor temporalidad y parcialidad se puede explicar que, incluso creciendo el empleo, la recaudación por cotizaciones sociales en Castilla y León siga prácticamente estancada desde hace más de dos años.

Esta precarización se ha extendido desde hace tiempo a las prestaciones por desempleo: el 55% de los desempleados en Castilla y León carecen de cobertura, uno de los porcentajes más altos por comunidad autónoma. Y dentro de los perceptores son más los que cobran subsidio, renta activa de inserción o se encuentran en el programa de activación, que los que perciben una prestación contributiva. Esto supone que la prestación media es cada vez menor y que el paro se está convirtiendo en un problema crónico para muchos trabajadores. Este descenso de la cobertura ha sido brutal en los últimos años: en 2010 con un nivel de paro similar teníamos en Castilla y León una cobertura 20 puntos mayor a la actual.

Para UGT Castilla y León hay que derogar definitivamente la reforma laboral, que continúa haciendo estragos en el mercado de trabajo y favoreciendo empleos y salarios de escasa calidad y derechos.

Además la protección social se debe garantizar mejorando la cobertura y reforzando las prestaciones por desempleo; medida que debe ir acompañada de una potenciación de las políticas activas de empleo desde el ámbito público. Hay que poner en marcha medidas de creación de empleo con recursos adicionales para los servicios públicos de empleo que mejoren la empleabilidad y la formación y lograr la inserción permanente de los desempleados.

Valoración del Secretario de Política Sindical, Industrial y Empleo de UGT Castilla y León, Raúl Santa Eufemia

Share