Semana Europea de La Movilidad: “Aire Limpio para todos”

18 Sep Semana Europea de La Movilidad: “Aire Limpio para todos”

Por séptimo año consecutivo se celebra la Semana Europea de la Movilidad, en esta ocasión bajo el lema “Aire limpio para todos”. El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino cifra en 16.000 personas las que fallecen prematuramente cada año a causa de la mala calidad del aire, y la mayor parte de esta contaminación en nuestras ciudades es imputable a la contaminación producida por el uso excesivo del vehículo privado.

La calidad del aire de nuestras ciudades se sitúa peligrosamente en el límite que la Unión Europea establece como señal de alarma. En Valladolid hemos superado durante años esa barrera y solo la bonanza climatológica y una cuestionable modificación de criterios de medición han evitado que volviera a ocurrir este año. Todo ello no ha sido acicate para la toma de medidas drásticas por parte del Ayuntamiento. En lo meramente simbólico, las acciones que lleva a cabo en torno a esta semana de reivindicación son prácticamente nulas: simplemente coloca unas pocas pancartas aludiendo a “Áreas de acceso restringido” sin restricción alguna y establece una reducción del billete de autobús durante un día. Menos esfuerzo, de hecho, que el que realizamos unas pocas entidades con escasos recursos cada año solo a base de trabajo voluntario. Lo cual no deja de ser el reflejo de su preocupación real por el tema en la toma de decisiones a la hora de planificar la ciudad.

El compromiso de cada persona es fundamental para hacer nuestras ciudades más habitables, pero es necesario hacerlo posible mediante el diseño de una ciudad por la que podernos mover sin necesidad del coche. ¿Cómo hacerlo si se tiende a trasladar la industria a las afueras de la ciudad? ¿Qué motivo puede tener alguien para no usarlo si las compras y el ocio quedan cada vez más recluidos en grandes centros comerciales en el extrarradio? Moverse de forma respetuosa con el medio ambiente no puede ser un sacrificio. Hace falta pacificar las calles y dar prioridad a los peatones en los semáforos. Debe darse prioridad al transporte público e incrementar su frecuencia para que resulte rápido y cómodo, y no quede atascado entre los coches. Es necesario unir el centro con los barrios mediante carriles-bici para podernos mover cotidianamente con seguridad.

Valladolid es una ciudad que, por sus dimensiones y su llanura, permitiría prescindir en mayor medida del coche y mejorar a la vez nuestra calidad de vida. Aire más saludable, calles menos ruidosas, más espacio para las personas más vulnerables (niños, personas mayores o con movilidad reducida). Es cuestión de alcanzar un compromiso compartido entre la ciudadanía y los poderes públicos.
Este desafío es el que ha reunido a las asociaciones y organizaciones aquí presentes quienes pretendemos fomentar –a través de un programa de actividades ligado a la Semana Europea de la Movilidad– la reflexión en torno a los daños que la actual movilidad urbana provoca sobre el medio ambiente y la calidad de vida de la ciudadanía.

Por ello, solicitamos al Ayuntamiento de Valladolid que promueva un acuerdo con los agentes sociales para la toma de medidas urgentes para mejorar la movilidad en nuestra ciudad y la calidad del aire como:

– La habilitación de más zonas de tráfico lento o peatonales y el estudio de creación de “barrios sin coches”.

– La mejora y ampliación de los carriles y los estacionamientos para bicicletas.

– El fomento del transporte público en la ciudad mediante la creación de más carriles prioritarios y/o exclusivos.

– El cambio en la política de aparcamientos, desestimando los de rotación para el centro de la ciudad y apostando por aparcamientos disuasorios en la periferia del centro conectados con transporte público y préstamos de bicicletas.

– La desestimación de nuevas vías de gran capacidad para el automóvil en el interior de la ciudad, como las proyectadas en el denominado “Plan Rogers”.

– La creación de un sistema de uso compartido de automóviles privados, especialmente para los centros de trabajo.

– La elaboración de planes de transporte escolar y de empresa.

– El impulso del Plan de Movilidad (PlMUVA) y el fortalecimiento del Consejo de Movilidad de Valladolid.

– La modificación de los tiempos en los semáforos, tal y como establece dicho plan, para dar prioridad al peatón.

Avanzar hacia una movilidad sostenible es imprescindible para mejorar la calidad del aire de nuestra ciudad, pero también debe ser un eje central de nuestra aportación a la lucha contra el cambio climático y a la excesiva dependencia del petróleo. Únete con tu compromiso cotidiano y con tu reivindicación constante para conseguir una ciudad más habitable.

Firman este manifiesto: Asamblea Ciclista de Valladolid, Asociación por la Recuperación del Bosque Autóctono (ARBA-VA), UGT, Comisiones, Ecologistas en Acción, Entrepueblos, Federación de Asociaciones de Vecinos de Valladolid, Greenpeace, Izquierda Unida, STOP Accidentes.

Noticias Relacionadas