UGTCyL lamenta que la Junta de Castilla y León “tire la toalla” en la lucha contra la crisis

20 Dic UGTCyL lamenta que la Junta de Castilla y León “tire la toalla” en la lucha contra la crisis

Ante la aprobación en el pleno de las Cortes de Castilla y León, celebrado en el día de hoy, de sendas Leyes de los Presupuestos Generales de la Comunidad y de Medidas Financieras, Administrativas y Tributarias para el próximo año 2013, UGT Castilla y León, una vez constatado el impacto económico y social a lo largo de su tramitación, manifiesta su más absoluto rechazo a este tipo de políticas dado que suponen un varapalo para el conjunto de los trabajadores y la inmensa mayoría de los ciudadanos de nuestra Comunidad Autónoma.Las señales que emite el Gobierno de la Junta de Castilla y León al conjunto de la sociedad es que tira la toalla para sacarnos de la situación de crisis económica. Estos no son los presupuestos que necesita Castilla y León, dado que:

 

  • No son unos presupuestos pensados en el interés General.  

  • No son unos presupuestos donde el empleo sea la prioridad.  

  • No son unos presupuestos para mantener y fortalecer los Servicios Públicos esenciales. 

  • No son unos presupuestos que fomenten el crecimiento ni impulsen a los sectores económicos. 

  • No son unos presupuestos para garantizar la cohesión social y territorial en Castilla y León.

Con estos Presupuestos se confirma que las personas no son lo primero, la prioridad es la permanente obsesión por cumplir el objetivo de déficit del 0,7 %, perdiendo 449 Millones de € con respecto al ejercicio anterior, aunque para ello, haya que prolongar la situación de agonía del conjunto de la ciudadanía e ir liquidando los servicios públicos.

Son unos Presupuestos, por lo tanto, al servicio de la austeridad más radical, donde se pretende mantener de forma precaria lo poco que va quedando. Año a año, se estrecha el margen de maniobra para hacer políticas públicas y para mantener los servicios públicos esenciales. El peso de la deuda con más 850 Millones de € equivale a la tercera Consejería de la Junta de Castilla y León, cuando precisamente se va recortar más en Educación, en Sanidad y en Servicios Sociales.

Es una absoluta contradicción, que el Gobierno de la JCyL catalogue estos presupuestos como sociales cuando precisamente van a generar más paro y se recorta de nuevo, en Educación, en Sanidad y en Servicios Sociales.

Para UGT, con estos Presupuestos, el próximo 2013, va a ser un año de extrema dureza y de enormes dificultades para los trabajadores y trabajadoras, así como para las personas más vulnerables y en situación de desempleo que tendrá unos efectos demoledores en la fotografía social de nuestra Comunidad Autónoma que, en estos momentos, refleja el rostro de miles ciudadanos en la más absoluta desesperación, sin oportunidades de futuro y condenados a la pobreza. 

Una mala noticia para cientos de miles de ciudadanos de Castilla y León, donde no podemos olvidar que el desempleo continúa batiendo records históricos, con 239.000 desempleados, de los cuales 114.000 carecen de prestación o alguna y donde más de 90.000 familias tienen a todos sus miembros en paro. El 21 % de la población de Castilla y León, es decir, 1 de cada 5 ciudadanos se encuentra por debajo del umbral de la pobreza y donde todos los días observamos con perplejidad los centenares de desahucios que priva a los ciudadanos más vulnerables del derecho a una vivienda digna.

Son unos presupuestos extremadamente restrictivos y por lo tanto, absolutamente inútiles para generar actividad económica y empleo. Van a provocar justo el efecto contrario, más paro y más recesión económica, tal y como reconoce el propio Gobierno en sus previsiones económicas.

Con este tipo de políticas que están constatando su más absoluta fracaso se va continuar estrangulando la economía, empobreciendo a los trabajadores con la perdida de poder adquisitivo y el paro y condenando a la pobreza a miles de ciudadanos con el continúo desmantelamiento de las redes de protección social y de los servicios públicos esenciales. 

Finalmente señalar que, desde la UGT Castilla y León, queremos mostrar nuestra sorpresa y estrañeza por el hecho de que tanto en debate parlamentario como en los debates previos en Comisión, no se haya admitido ni una sola enmienda de los Grupos de la oposición en las Cortes de Castilla y León, algo que, a nuestro juicio, queda muy lejos del diálogo necesario que ha de presidir todo debate presupuestario.