Jornadas Industria 4.0

El concepto Industria 4.0 se asocia a una nueva manera de organizar los sistemas productivos.

Video 1ª Parte

Video 2ª Parte

Video 3ª Parte

Desde la concepción del producto, las necesidades de optimización de los procesos y el uso intensivo de las nuevas tecnologías, consiguiendo un incremento de la eficiencia y la competitividad y ajustándose a las necesidades personalizadas del consumidor.

Cuando se habla de este término no solo se hace referencia a modernas fábricas completamente digitalizadas, sino que se trata de un concepto mucho más global que tiene consecuencias en la mayoría de ámbitos de la sociedad.
Actualmente los países más industrializados ya cuentan con planes para posicionarse lo más favorablemente ante este nuevo escenario.

Parece claro que aquellas regiones que no se adapten rápidamente a este movimiento de regeneración industrial terminarán encontrando dificultades para seguir manteniendo sus niveles de producción y bienestar.

La transformación digital de la industria es una oportunidad de crecimiento y sostenibilidad económica y al mismo tiempo un desafío que debe afrontarse en el corto plazo, de forma que comunidades como Castilla y León puedan no solo conservar su tejido industrial, sino reforzarlo.

La mayor automatización de la industria hace pensar que muchos de los trabajos que hoy conocemos desaparecerán, dando lugar a la aparición de nuevos puestos de trabajo que con seguridad requerirán altos niveles de formación y especialización.

De ahí la importancia de realizar un estudio como este, cuyo objetivo general es conocer qué nivel de implantación digital tienen las empresas impulsoras de Castilla y León de cara a afrontar desde la región la transición hacia la Industria 4.0, contribuyendo a la generación y mantenimiento del empleo.

Uno de los objetivos específicos que pretende alcanzar el estudio es la identificación de desajustes en la inclusión digital. Es decir, conocer la diferencia entre las oportunidades que ofrece la transformación digital y el nivel de madurez digital de cada sector analizado.

También se busca detectar los factores que obstaculizan la transformación digital de las empresas, y que conllevan una posible pérdida de competitividad, a través de la identificación de los sectores productivos en riesgo por la no adecuación de su oferta al nuevo cliente 4.0.
Otras de las pretensiones del estudio es mostrar cómo las empresas impulsoras están afrontando el reto de contar con personal cualificado. Finalmente se detecta dónde se están produciendo las oportunidades de empleo actuales.

Todo ello con la vista puesta en ofrecer propuestas de mejora a implementar para aprovechar las sinergias que ofrece la Industria 4.0 y posicionar a Castilla y León como una economía competitiva y sostenible.
Para realizar la selección de empresas industriales impulsoras que presentan mayor nivel de implementación de tecnología 4.0 de la región, se han elegido empresas de los sectores Agroalimentario, Automoción y Hábitat, ya que cada uno de ellos tiene unas características particulares que lo hacen representativo en el análisis de estudio.

El principal criterio utilizado para dicha selección ha sido el nivel tecnológico y de digitalización de las empresas, contando finalmente con la colaboración de 32 empresas impulsoras y 6 startups.
Para llevar a cabo este estudio se ha realizado un método de investigación a lo largo de varias fases. La primera de ellas se ha basado en obtener información y datos representativos sobre la transformación digital en la industria de Castilla y León, España y Europa.

Se ha acudido a fuentes secundarias (recopilación documental) y fuentes primarias, basadas en la asistencia a jornadas, puntos de observación en centros tecnológicos y clústers, y entrevistas a directores de innovación, responsables de recursos humanos y startups.