#10M Rotunda expresión de rechazo a las políticas del Gobierno

11 Mar #10M Rotunda expresión de rechazo a las políticas del Gobierno

Miles de personas volvieron a salir a las calles de Castilla y León este domingo#10M, como “expresión de rechazo a la política del Gobierno, contra el Paro y Por una Democracia Social y Participativa”. Convocados por la Cumbre Social, de la que UGT forma parte junto a otras cincuenta organizaciones sociales y sindicales de la Comunidad, y desafiando a la lluvia, 35.000 castellanos y leoneses exigieron que se devuelva a la política su condición de herramienta al servicio de las personas, especialmente, de los más de 250.000 parados que hay actualmente en la región.

 

AGENCIA ICAL

El Secretario General de UGT en Castilla y León, Agustín Prieto, participaba en la manifestación de Valladolid e insistía en que la lucha continúa ante una política nefasta  “que nos hunde cada más en el agujero y obliga a nuestros jóvenes a abandonar la Comunidad”. Prieto, que valoraba la respuesta social en la calle a la convocatoria de la Cumbre Social, volvía a reclamar políticas de estímulo para evitar el deterioro del Estado Social.

 

Las movilizaciones del 10 de Marzo finalizaron con la lectura de un Declaración reivindicativa, que en el caso de Valladolid, corrió a cargo de la responsable de Confapacal, María José Rodríguez. Una Declaración en la que se reprueban las actuaciones de una Comisión Europea enrocada en políticas fracasadas centradas exclusivamente en la reducción del déficit público y la deuda;  se hace saber al Gobierno de España que el tiempo de las mentiras y los discursos huecos ha terminado; se denuncia, con motivo de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, las consecuencias que la crisis y las políticas neoliberales tienen en materia de género; rechazar el desmantelamiento de los servicios públicos; se condenan todos los intentos de deslegitimación o represión de los derechos constitucionales de expresión, pensamiento o manifestación y se exige que se devuelva a la política su condición de herramienta al servicio de las personas, entre otras reivindicaciones.

Desde la Cumbre Social de Castilla y León se insiste en que van a seguir en la calle todo el tiempo que sea necesario, hasta que la política del Gobierno cambie y deje de castigar a los más débiles.