130 aniversario UGT. “Terrorismo machista” una lacra que hay que erradicar

30 Nov 130 aniversario UGT. “Terrorismo machista” una lacra que hay que erradicar

La Casa del Pueblo de Salamanca acogió el 30 de noviembre la jornada sobre “Terrorismo machista”. Esta jornada, organizada por UGTCyL se enmarca dentro de los actos conmemorativos del 130 aniversario de UGT.
En la jornada se ha tratado sobre los instrumentos judiciales y las estrategias políticas para la erradicación de la violencia de género.

El secretario general de UGTCyL, Faustino Temprano, habló de “datos demoledores” en relación a las estadísticas sobre violencia machista. 971 mujeres asesinadas en nuestro país desde enero de 2003 hasta el 23 de octubre de 2018. 48 en Castilla y León. 13.057 violaciones de niñas y mujeres entre 2008 y 2017 y 1.532.662 denuncias presentadas por violencia de género desde 2007.
Cifras detrás de las cuales hay rostros: el de la mujer, la niña, el niño, asesinados, violados, abusados. Proyectos de vida que un asesino maltratador truncó. Vidas que nosotros, como sociedad, no hemos sido capaces de proteger, no hemos sabido cómo hacerlo.

El terrorismo machista es la manifestación palpable de la desigualdad y la subordinación a la que se ven sometidas las mujeres por el hecho de ser mujeres. Y esta violencia se da en cualquier estrato social, independientemente del nivel económico, educativo y cultural. Las mujeres la padecen tanto en el ámbito privado como en el público a través de violencia física, psicológica, sexual y económica.

UGT sindicato feminista

Temprano señaló que UGT siempre ha sido feminista y hemos defendido la igualdad entre hombres y mujeres en todos los ámbitos. Este es el paso previo para conseguir terminar con la violencia contra las mujeres.
En este sentido es fundamental eliminar la discriminación en el marco de las relaciones laborales. Y hacerlo en dos vertientes: erradicando el acoso sexual en el trabajo, y terminando con la precariedad laboral de las mujeres.

Acoso sexual en el trabajo

El acoso sexual en el trabajo es otra de las manifestaciones de la violencia de género contra las mujeres. En un gran número de casos no se denuncia por miedo al despido o al aislamiento de la víctima. Esta invisibilización es lo que explica que entre 2008 y 2017 solo haya habido 9 sentencias sobre este tipo de acoso.
Para Temprano, avanzar en la prevención y la intervención ante este tipo de conductas es prioritario para nuestra Organización. Y lo reclamamos a través de la Negociación Colectiva y la puesta en marcha de protocolos contra el acoso sexual y de planes de igualdad en las empresas.

Precariedad laboral de las mujeres

El otro aspecto al que se refirió es el de terminar con la precariedad laboral de las mujeres. El desempleo, la mala calidad del empleo, las altas tasas de temporalidad y precariedad aumentan el riesgo de sufrir distintas formas de violencia. Solo con empleos de calidad se puede optar a una independencia económica con la que afrontar un proyecto de vida.

Derechos laborales de las victimas

Temprano manifestó la necesidad de fomentar los derechos laborales de las mujeres víctimas de violencia machista.
Sin embargo, las políticas y medidas para garantizar su inserción y permanencia en el mundo laboral están siendo, insuficientes. Los datos en materia de empleo y contratación de víctimas de violencia machista en Castilla y León lo atestiguan. En 2017 únicamente se realizaron en nuestra Comunidad 9 contratos de sustitución y 70 contratos bonificados, escasos y precarios, ya que 41 fueron temporales.
También calificó como imprescindible la incorporación efectiva de las mujeres víctimas de la violencia machista a los programas de formación e inserción laboral.

Hace falta un cambio

El máximo dirigente de UGTCyL reclamó un cambio a todos los niveles. La Justicia debe formarse para situarse a la vanguardia en la defensa de los derechos fundamentales de las mujeres.
La eliminación de la violencia machista es una exigencia política insoslayable. Requiere de un compromiso firme, contundente y efectivo por parte de los poderes públicos.

La erradicación de esta lacra social tiene que ser obra de todos. Tolerancia cero contra la violencia de género. Luchar por la erradicación de todo tipo de conductas de violencia contra las mujeres. Mejorar sus derechos y su protección debe ocuparnos e implicarnos a todos.

Terminó su intervención con una cita de la sufragista y feminista norteamericana Susan B. Anthony, “los hombres, sus derechos y nada más; las mujeres, sus derechos y nada menos”.

Noticias Relacionadas

Share