Protestas ante los juzgados contra la privatización de los registros civiles

21 Mar Protestas ante los juzgados contra la privatización de los registros civiles

Miles de funcionarios de la administración de justicia de toda España, más de un centenar en Valladolid, se han movilizado esta mañana convocados por UGT, CSI-F, CCOO y STAJ ante los juzgados de toda España en protesta por la intención del Gobierno de Mariano Rajoy de entregar a los registradores de la propiedad y mercantiles la gestión de los Registros Civiles que ahora lleva directamente la Administración de Justicia.

Los sindicatos señalan el perjuicio que supone esta medida para la ciudadanía que tendrá que hacer sus gestiones en un despacho profesional, en lugar de en un órgano de la Administración como hasta ahora. También alertan de que las gestiones, que actualmente no nos cobran porque son sufragadas con nuestros impuestos, pasen a estar gravadas por una tasa que haga rentable la gestión para los registradores de la propiedad y mercantiles. Por este motivo, se cierne sobre la ciudadanía una nueva amenaza de repago.

Hay que recordar que los Registros Civiles son los organismos ante los que se da cuenta de los nacimientos, defunciones o matrimonios, donde se solicitan los certificados de estado civil o donde se hacen los trámites para obtener la nacionalidad, entre otros asuntos, lo que hace que sean muy consultados por la ciudadanía.

Los sindicatos también alertan de la necesidad de mantener los datos de la ciudadanía bajo custodia pública, como ocurre en este momento, y no en un despacho profesional que ni cuenta con las medidas de seguridad de un Juzgado ni cuenta con profesionales entrenados en la custodia pública de documentos, algo que si tienen las dependencias de la Administración de Justicia. La obtención de datos fidedignos, otra de las competencias del Registro Civil, también es objeto de preocupación de los trabajadores y trabajadoras a la hora de su privatización.

La propuesta del Ministerio también atenta contra el servicio público de cercanía al dejar únicamente un Registro Civil en cada provincia eliminando un total de 431 registros civiles principales y privando de estas competencias a más de 7.000 juzgados de paz ubicados en otras tantas localidades de nuestra geografía, una red que permitía realizar las gestiones en los lugares más cercanos al administrado.

Los sindicatos convocantes van a protestar asimismo por la amenaza que la privatización supone para el empleo público ya que la propuesta del Ministerio no aclara el destino de unos 3.500 trabajadores y trabajadoras que actualmente atienden los Registros Civiles.

Los sindicatos exigen que el Ministerio retire esta norma y exigen no solo el mantenimiento de todos los puestos de trabajo sino incluso su ampliación ya que los Registros han sufrido un “abandono continuado de los sucesivos Gobiernos que no le han dotado de personal suficiente” según señalan en su comunicado. Mientras tanto denuncian que la inversión de 128 millones de euros que se ha realizado para modernizar, informatizar y digitalizar los Registros Civiles vendrá a beneficiar ahora a la gestión privada que harán los registradores de la propiedad y mercantiles.

 

Noticias Relacionadas