Contra la desigualdad laboral , y la poca implicación empresarial, tenemos un plan

02 Mar Contra la desigualdad laboral , y la poca implicación empresarial, tenemos un plan

Contra la desigualdad laboral, tenemos un plan

Tras la falta de implicación empresarial en la instauración de Planes de Igualdad, se presenta la campaña,”CONTRA LA DESIGUALDAD LABORAL, TENEMOS UN PLAN”, como denuncia y herramienta para aquellas empresas que están obligadas a realizar Planes de Igualdad y para aquellas que sin estarlo, estén interesadas en tenerlo. Las Participantes en la rueda de prensa han sido:
– Ana Isabel Martín Díaz (Secretaria de Igualdad y Juventud de UGT Castilla y León)
– Fonsi Bonafonte Calama (Federación de Empleados de Servicios Públicos)
– Montserrat de Cea Aparicio (Federación de Servicios, Movilidad y Consumo)
– Pilar Ituero de la Calle (Federación de Industria, Construcción y Agro).

Áreas de intervención en los planes de Igualdad:

Acceso al Empleo en Igualdad
– Facilitar y adaptar la formación para garantizar la promoción con perspectiva de género
– Ordenación del tiempo de Trabajo favoreciendo en términos de igualdad la corresponsabilidad y conciliación personal, laboral y familiar
– Revisión de las categorias profesionales
– Garantizar un sistema Retributivo de Igualdad
– Prevención del Acoso Sexual y por Razón de Sexo , a través de Protocolos
– Medidas de protección y sensibilización contra la violencia de género
– Salud Laboral
– Lenguaje Inclusivo

Datos de planes de igualdad en Castilla y León

Tal y cómo ha expuesto Ana Isabel Martín, Secretaria de Igualdad y Juventud de UGT Castilla y León :  ” En Castilla y León, existen en la actualidad aproximadamente 289 empresas con más de 150 trabajadores/as. De éstas 155 (el 54%), tienen más de 250 empleados/as, lo que significa que están obligadas desde el año 2007 a adoptar un Plan de Igualdad. El resto, 134 empresas en total, tienen de plazo para elaborarlo e implantarlo hasta marzo del próximo año.”

Desde UGT consideramos importante mencionar, que junto al número escaso de planes de igualdad elaborados e implantados en las empresas, la duración de los procesos de negociación de los mismos es excesivamente largo y en múltiples ocasiones lleno de dificultades.
En cuanto a la duración de las negociaciones, UGT cuenta con los siguientes datos, obtenidos de los 88  procesos  de  elaboración  de  planes  de  igualdad  en  los  que  ha  participado  o  se  encuentra actualmente interviniendo:
Desde el año 2016 hasta el año 2019, de esos 88 procesos en los que se ha intervenido desde nuestra organización, se han firmado 22 planes de igualdad (25% de los iniciados). De ellos, 9 se han negociado y aprobado en 1 año aproximadamente, 10 en 2 años y en 3 planes, la negociación ha durado 3 años o más. Es decir, en torno a un 60% de los planes aprobados han extendido el proceso de negociación y elaboración hasta 2 y 3 años. Estos periodos tan largos no han significado, sin embargo, numerosos encuentros de negociación, han sido en la mayoría de los casos, meras dilaciones en el tiempo.
A esto hay que añadir, que de los 66 procesos restantes, 35 se encuentran en negociación todavía desde el año 2016  y 31 están paralizados o suspendidos.
Las incidencias más importantes encontradas en los procesos de negociación por la parte social son discrepancias acerca del contenido del Plan y sobre las fases a seguir, escasez de datos aportados, fundamentalmente  los  salariales,  diferencias  en  la  valoración  del  diagnóstico  y  poca contundencia  en  las  medidas  a  adoptar,  por  la  falta  de  compromiso  real  de  la  parte empresarial.  En  la  fase  de  seguimiento  posterior,  se  observa  un  incumplimiento  o  retraso frecuente en la aplicación de las medidas adoptadas.

Consideraciones de nuestra organización

– Que hay un incumplimiento generalizado en la elaboración de planes de igualdad por parte de las empresas obligadas a ello desde la Ley Orgánica 3/2007 y en este año tras la aprobación del RDL 6/2019, ya que es porcentaje muy bajo el de las empresas que lo han elaborado e implantado en Castilla y León (21%). La falta de compromiso de las empresas, las dificultades de la negociación colectiva de los últimos años, debido a la reforma laboral del año 2012 y el carecer de un desarrollo reglamentario de la Ley de Igualdad para los Planes de Igualdad han impedido que los Planes de Igualdad sean hoy una realidad en las empresas de nuestro país.
– Asimismo, es importante destacar que los procesos de negociación de Planes de Igualdad se dilatan mucho en el tiempo, siendo la duración de los mismos de entre 2 y 3 años en un 60% de los casos, según la experiencia del Sindicato en aquellas mesas en las que ha intervenido.
Igualmente, llama la atención el número de procesos que se paralizan o suspenden.
– Por otro lado, es de destacar que son muy pocos los convenios colectivos de ámbito provincial o superior que establecen la obligación de negociar y adoptar Planes de Igualdad para aquellas empresas con plantillas inferiores a 250 trabajadores/as. Sin embargo, este tipo de previsiones en la negociación colectiva es especialmente importante en esta Comunidad Autónoma donde el tejido empresarial mayoritario lo conforman las pequeñas y medianas empresas.
Por ello, se espera que con la nueva regulación del RDL 6/2019, la implantación de planes de igualdad alcance a la mayoría de las empresas de nuestra Comunidad Autónoma de manera real y efectiva.
– En relación con el control de la mencionada obligación de elaborar Planes de Igualdad, se han llevado a cabo campañas decisivas por parte de la Inspección de Trabajo al objeto de comprobar si las empresas obligadas, por cualquiera de las razones establecidas legalmente, han adoptado dicho Plan.

Desde UGT consideramos que dichas campañas deben centrarse también en el control sobre el cumplimiento de las medidas acordadas en el mismo, en el plazo y condiciones fijadas.