Día de lucha contra la Pobreza. UGTCyL aboga por incrementar la Renta Garantizada

17 Oct Día de lucha contra la Pobreza. UGTCyL aboga por incrementar la Renta Garantizada

UGTCyL aboga por el incremento de la Renta Garantizada de Ciudadanía y su reforzamiento con medidas integralesUGTCyL sigue denunciando, año tras año, la cronificación de la pobreza laboral fruto de un Reforma Laboral absolutamente traumática. Del mismo modo destacamos algunos de los datos que confirman la dramática situación que viven muchas personas trabajadoras desde el inicio de la crisis.

Datos elocuentes sobre la situación real

El 35% de los trabajadores y sobretodo trabajadoras cobra menos de 650 euros al mes. Más de 120.000 castellanos y leoneses ingresan en sus hogares menos de 450 euros al mes, muy por debajo del umbral de la pobreza. La clase trabajadora ha hecho todo el esfuerzo y el desempleo, precariedad y desprotección social se han instalado en la realidad social en los últimos 10 años. La crisis ya no puede seguir siendo excusa.

La población castellana y leonesa en riesgo de pobreza (tasa AROPE 2017) ha bajado del 23,2% del año anterior al 18,4%, lo que supone un descenso de 4,8 puntos porcentuales. Se trata de una bajada significativa que nos aleja de los valores nacionales (26,6%) y concede, al menos en parte, cierto respiro al conjunto de la población más castigada por los 10 años de crisis: personas trabajadoras/desempleadas, pensionistas, menores y jóvenes, principalmente con cara de mujer.

Lacerante pobreza infantil

Pero para UGT, una Comunidad Autónoma como Castilla y León no se puede permitir que el 17,0% de las personas ocupadas, el 22,1% de las personas jubiladas y el 44,6% de las paradas se encuentren en riesgo de pobreza. Más de 40.000 castellanos y leoneses viven en hogares con baja intensidad de trabajo lo que nos lleva al riesgo de pobreza infantil, el 22,1% de niños y niñas está en riesgo de pobreza, 6 puntos más que el total de la población general. Todos ellos arrojan un saldo inaceptable de en torno a 440.000 personas en riesgo.

Desigualdad inaceptable

La mejora de algunos indicadores no maquilla los datos que ponen de manifiesto que la desigualdad entre la población sigue en niveles inaceptables. El crecimiento económico es insuficiente por sí mismo para atajarla. El mercado laboral, desregularizado y precarizado, sigue ofreciendo empleo de mala calidad. Los sueldos de saldo y nuevas fórmulas de trabajo que, con la cuarta revolución industrial ya en marcha, prometen formas de explotación y empobrecimiento que se esconden bajo la apariencia de economía digital, colaborativa, economías de plataforma o nuevos modelos laborales.

Las principales víctimas de los años de la crisis económica, continúan sufriendo la peor de sus herencias: el alto desempleo y la precariedad laboral que condena a muchos de ellos a la pobreza porque el empleo sigue sin ser garantía.

Resultados paliativos

Si bien los primeros datos otorgan una valoración positiva a los instrumentos y métodos de protección social integrados en la Red de Protección de Castilla y León nacida del Diálogo Social, un análisis más pormenorizado pone de manifiesto un resultado más paliativo que curativo e insuficiente frente a la resistencia de las bolsas de pobreza y exclusión, sobre todo la pobreza severa que aumenta al 4% (en torno a 95.000 personas) y la desigualdad persistente (Coeficiente Gini, España permanece inalterable en el 34,4, como en Rumanía).

Seguir avanzando en protección, una necesidad

Para UGTCyL es necesario seguir avanzando en los instrumentos protectores que hemos logrado poner en marcha frente a las situaciones de las personas más vulnerables. La Renta Garantizada de Ciudadanía ha conseguido llegar a más de 36.000 personas gracias a las 15.500 Rentas concedidas en 2017.
Pero los datos de pobreza y precariedad laboral ponen de manifiesto que tanto por cuantía (una media de 555,71 €/mes para una media de 2,3 miembros por Renta) como por cobertura, es necesario analizar y valorar en el Diálogo Social un incremento de su cuantía, así como su potencial para reforzar la cobertura. De la misma manera, y en el mismo marco, analizar la Red de Pobreza, para idear nuevas fórmulas de inclusión y protección con las que, junto con el Diálogo Social en materia de Empleo, logremos alcanzar cuotas de inserción laboral e inclusión social y mejorar aún más los indicadores de Pobreza.

Noticias Relacionadas

Share