Día Mundial del Medio Ambiente. Crecimiento en verde

05 Jun Día Mundial del Medio Ambiente. Crecimiento en verde

Desde 2010 los objetivos marcados por las agendas mundiales y europeas se han hecho mucho más ambiciosos en la lucha contra el cambio climático. El Acuerdo de París de 2015 marca una serie de objetivos a cumplir en los próximos años. En este sentido, la CSI considera positivo el acuerdo, pero es consciente de que

“el objetivo a largo plazo que han fijado los Gobiernos para sí mismos y para nuestras sociedades, sólo se alcanzará si se adoptan medidas concretas, a corto plazo, para cambiar de forma drástica los patrones de producción y consumo, y si se revisan con mayor ambición los objetivos nacionales de reducción de emisiones, en particular en los países desarrollados, antes de 2018”.

Crecimiento verde

Se exige por tanto un mayor esfuerzo tanto a la Administración, como a los centros productivos y a la ciudadanía. Hay que promover un desarrollo sostenible a través de una transición justa que avance hacia una economía baja en carbono.

Este modelo de crecimiento verde implica un verdadero cambio cultural con un gran impulso de la innovación y la investigación. Sin olvidar  nuevos métodos de financiación y políticas apropiadas, junto a importantes inversiones en

• Tecnología
• Educación
• Organización y formación de nuevos perfiles profesionales

Instrumentos para avanzar

La Junta de Castilla y León ha promovido instrumentos que permiten avanzar en esta línea en la que la UGT podemos, debemos y queremos colaborar:

• La II Estrategia de Educación Ambiental para el 2016-2020. Reconoce como uno de los grupos de interés a las “empresas, organizaciones empresariales y sindicatos”. Establece unas líneas de actuación a desarrollar conjuntamente con estos colectivos.
• La Estrategia regional de Cambio Climático 2009-2012-2020. Marca como uno de sus principales objetivos la compatibilización de la necesaria reducción de las emisiones de GEI con la preservación del empleo y la mejora de la competitividad de la economía castellano y leonesa. Este es uno de los pilares básicos en los que el sindicato está trabajando en los últimos años desde el concepto de transición justa.
• El compromiso que tiene asumido la Junta de Castilla y León de elaborar e impulsar una Estrategia Regional de Economía Circular en la que ya se está trabajando.
• Existe la voluntad de reactivar el Plan 42 con medidas encaminadas fundamentalmente a la sensibilización en prevención de incendios forestales, que por el trabajo que viene desarrollando el sindicato en este ámbito puede ser un importante punto de colaboración.

Mayor esfuerzo en innovación y desarrollo tecnológico

No obstante, sigue siendo insuficiente. La Junta de Castilla y León debe ser ambiciosa en el cumplimiento de sus planificaciones energéticas y de cambio climático. Es necesario cumplir en su totalidad con las medidas y acciones de la Estrategia Regional de Cambio Climático, además de realizar un mayor esfuerzo en materia de innovación y desarrollo tecnológico, que permita dar con soluciones adicionales en materia de mitigación y adaptación. No solo las medidas tecnológicas serán necesarias, sino que el reto del cambio climático va a suponer una revolución en las formas de ser y hacer de la empresa y de la sociedad en general, que habrán de incorporar cambios en sus hábitos de consumo y, principalmente, en sus modos de transporte.

Importante papel de UGT en la adaptación al cambio climático

En el reto de la adaptación al cambio climático, también el sindicato tiene un papel muy relevante. De acuerdo con el informe “la Respuesta de la sociedad española ante el Cambio Climático” realizado por la Fundación MAPFRE en 2013, el 36,4% de los españoles consideran que los Sindicatos tenemos la obligación de adoptar medidas que contribuyan a frenar el cambio climático.

La apuesta es clara, pero también debemos ser conscientes de los sacrificios que se tendrán que realizar. Los trabajadores se sitúan en primera línea frente al cambio climático, por lo que el sindicato se enfrenta al desafío de conseguir formar parte del diálogo que conduzca a que se desarrollen las inversiones necesarias para adaptar a los sectores, que serán más afectados por la transición garantizando su sostenibilidad y un trabajo decente.

Creación de nuevas industrias

La transformación de la economía no consiste solamente en la reducción gradual de las emisiones en los sectores contaminantes. También implica la creación de nuevas industrias limpias, nuevos puestos de trabajo y nuevas inversiones. Debe ofrecerse la oportunidad de crear una economía más equitativa y justa.

Se requieren planes concretos y transparentes de reconversión de los sectores de la economía marrón. Planes de recualificación y adaptación de los trabajadores cuyos sectores se ven abocados a la desaparición, para no dejar a nadie atrás. Para proporcionar a todas las personas trabajadoras la seguridad de que mantendrán un puesto de trabajo digno.

El fin último será modernizar los centros de trabajo. Debemos adaptarnos a las exigencias y demandas tanto políticas como sociales en materia medioambiental y generar empleos verdes y decentes. De este modo, garantizaremos la continuidad de nuestras empresas y la estabilidad del empleo.

Noticias Relacionadas

Share