El acuerdo, promoverá medidas que faciliten el acceso a la formación de las personas de etnia gitana en igualdad de oportunidades que el resto de la población, adecuándola a las exigencias de mercado

15 Jul El acuerdo, promoverá medidas que faciliten el acceso a la formación de las personas de etnia gitana en igualdad de oportunidades que el resto de la población, adecuándola a las exigencias de mercado

El Secretario Regional de Política Social de la Unión General de Trabajadores de Castilla y León, Jesús Mª Sanz, y Luis Guillermo Cortés, Director de la Federación de Asociaciones Culturales Cristianas de Andalucía, F.A.C.C.A, una entidad sin ánimo de lucro de ámbito nacional, declarada de utilidad pública, y miembro del Consejo Estatal del pueblo gitano, han suscrito este miércoles, en Valladolid, un convenio de colaboración, con el objetivo de conseguir la plena integración y la no-discriminación sociolaboral de las personas de etnia gitana en la comunidad autónoma. Para ello, se desarrollará una estrecha colaboración entre ambas organizaciones, articulando una red de intercambio de información, publicaciones y material que sea de interés para dichas entidades.

La integración social y laboral de todas las personas sin que exista discriminación por razón de edad, discapacidad, orientación sexual, enfermedad, origen racional o étnico es, como afirmaba el responsable regional de Política Social de UGT, una prioridad dentro de las tareas políticas de la Organización.

Los principales objetivos de F.A.C.C.A son el proyectar las necesidades básicas de la población gitana en beneficio de su futuro y así, de esta manera, conseguir su plena participación social y laboral, y potenciar el desarrollo sociocultural para proporcionar una mejora en la calidad de vida y respeto cultural en la población gitana.

Con el propósito de mejorar progresivamente la tasa del empleo y los niveles de precariedad laboral de la población de etnia gitana, UGT Castilla y León y F.A.C.C.A se comprometen a realizar una labor de coordinación y apoyo mutuo en aquellas acciones que favorezcan la no-discriminación de la etnia gitana, estudiando el establecimiento de líneas de actuación conjunta e intercambiando información y documentación cuando sea necesario para el cumplimiento de este objetivo.

El convenio, que tiene un ámbito confederal, promoverá, igualmente, medidas que faciliten el acceso a la formación de las personas de etnia gitana en igualdad de oportunidades que el resto de la población, adecuándola a las exigencias de mercado.

La juventud gitana tiene una problemática específica, respecto al acceso a un empleo de calidad. Ambas organizaciones estudiarán y promoverán planes y actuaciones, destinados a buscar soluciones concretas con el fin de conseguir una completa integración de los jóvenes gitanos. Asimismo, se trabajará para reactivar la política de vivienda protegida tanto en propiedad como en alquiler para este colectivo.