El Comité de Empresa de Nodalia exige a la Junta de Castilla y León que no autorice el Expediente de Extinción de Empleo en Nodalia

02 Ene El Comité de Empresa de Nodalia exige a la Junta de Castilla y León que no autorice el Expediente de Extinción de Empleo en Nodalia

Ante esta situación, la propia empresa argumenta que:

No existen causas económicas.

No existe ningún balance anual cerrado en el que figuren pérdidas.

El balance de situación del último año refleja unas inexactitudes y carencias que le hacen poco creíble, ya que no figura la cuenta de clientes (muy importante en la empresa) y los importantes gastos extraordinarios no tienen ninguna justificación.

Por último, no es asumible que se alegue que las pérdidas se producen por excedentes de plantilla, cuando ésta era superior en las empresas fusionadas y siempre han tenido beneficios.

No existen causas organizativas ni de producción.

Pretenden extinguir el empleo de 54 personas y, al mismo tiempo, indican que a partir de marzo de 2009 empezarán a contratar a nuevos trabajadores con una previsión de llegar a los 350 empleados en diciembre de 2009 (79 trabajadores más que la plantilla actual y 133 si se aplica el expediente de extinción).

Se aplica el expediente a trabajadores y, al mismo tiempo, se les ofrece un contrato mercantil, en calidad de trabajador autónomo, para desarrollar la misma función.

Se incluye en el expediente a trabajadores con fuerte carga de trabajo, proponiendo a otros que ocupen estos puestos con unas condiciones laborales inferiores.

Sólo existe un interés empresarial por depurar la plantilla basado en motivos personales y de procedencia.

El expediente se aplica a 43 trabajadores procedentes de CIC, empresa que aportaban a la fusión los socios que han dejado de pertenecer a Nodalia.

Se incluye al 100% de los trabajadores con discapacidad contratados, alegando que no están capacitados para desarrollar sus funciones, cuando lo cierto es que las vienen realizando desde hace más de 6 años.

La empresa, en ningún momento ha tenido intención de negociar y ha mantenido una actitud dictatorial y chantajista, pretendiendo coaccionar al Comité con propuestas y amenazas como la de plantear la modificación del Expediente de extinción por uno de suspensión para 20 personas del expediente pero, únicamente si se acepta el expediente e indicando que el Comité sería el responsable del despido de esos trabajadores.

Por último, el Comité propone y da alternativas al Expediente a través de:

– La inclusión voluntaria de trabajadores con una indemnización de 35 días por año, con un máximo de 18 mensualidades.

– La aplicación de un Expediente de Suspensión Temporal para un máximo de 50 trabajadores, en un período comprendido entre enero y mayo de 2009.