El gasto social es inversamente proporcional a las necesidades de la ciudadanía

15 Abr El gasto social es inversamente proporcional a las necesidades de la ciudadanía

UGT Castilla y León ha debatido hoy sobre el Sistema de Servicios Sociales Públicos, el Cuarto Pilar del Estado del Bienestar.

“Los Servicios Sociales a debate: Indicadores clave para el futuro de nuestro Bienestar” ha sido la jornada organizada desde la Secretaría de Política Social y Salud Laboral de UGT Castilla y León para debatir sobre su futuro y sobre el modelo de servicios sociales que queremos.

La jornada se ha desarrollado en la sede del CES Castilla y León y ha sido inaugurada por su Presidente, Germán Barrios García, por el Secretario General de UGTCyL, Agustín Prieto González y la Secretaria Confederal de Igualdad de UGT, Almudena Fontecha López.

Los tres han coincidido en que es necesaria la existencia de unos Servicios Sociales lo suficientemente desarrollados como para asegurar el bienestar del conjunto de los ciudadanos.

Germán Barrios ha manifestado que desde la institución de la que es Presidente, CES Castilla y León, hay que proteger el nivel de calidad de los Servicios Sociales Públicos y ha destacado como seña identitaria respecto al resto de Comunidades Autónomas la existencia del Diálogo Social, en el marco del cual se llegan a acuerdos que benefician al conjunto de la ciudadanía, tales como la Renta Garantizada de Ciudadanía, programas para Becas de estudio, Conciliamos, Madrugadores, Dependencia, entre otras.

En esta línea abundó Prieto, quien manifestó su convencimiento de que gracias al Diálogo Social hemos firmado acuerdos de gran calado para la sociedad de Castilla y León y reconoció que aunque en materia de Servicios Sociales estemos un poquito mejor que en otras Comunidades Autónomas, tenemos que seguir siendo reivindicativos porque aún nos queda un largo camino por recorrer para llegar a los niveles de nuestros vecinos europeos.

En este sentido, el Secretario General de UGT Castilla y León, indicó que en nuestro país el gasto en protección social es de los más bajos de Europa excepto en la prestación por desempleo debido a que nuestras tasas de paro duplican y hasta triplican a las europeas. El 25% de nuestro Producto Interior Bruto lo destinamos a la protección social, 5 puntos por debajo de la media Europea.

Criticó el hecho de que haya decrecido la gestión pública en favor de lo privado y destacó el importantísimo papel que en el mantenimiento de estos servicios sociales tienen los profesionales que trabajan en ellos y que han hecho frente a una reducción en la inversión de 147 millones de euros en los últimos cuatro años, así como a los recortes en gastos de personal y de plantillas.

En cuanto a la pregunta que todos podemos tener en mente en cuanto al dinero necesario para financiar los servicios sociales, Prieto lo tiene muy claro, aplicando una política fiscal más justa con la que poder recaudar los 6.500 millones de euros necesarios, según nuestros estudios, para poder mantener una Sanidad, una Educación y unos Servicios Sociales de calidad y recuperar así la situación previa a la crisis.

La Secretaria de Igualdad confederal de UGT, Almudena Fontecha, ha destacado en su intervención que los Servicios Sociales son los grandes olvidados de nuestro Estado del Bienestar, hecho que explicó debido al carácter difuso que tienen y a que solemos asociarlos con pobreza y marginación, lo cual facilita su desmantelamiento situándolos en el ámbito de la caridad y no de los derechos.

Ha reconocido que si bien es cierto que las razones económicas influyen en los Servicios Sociales no hay que olvidar que el factor político es determinante ya que ideológicamente se puede tomar una dirección y otra, es decir, se pueden potenciar o se les puede asfixiar, tal y como está ocurriendo en la actualidad.

Al mismo tiempo que ha indicado que el gasto social es inversamente proporcional a las necesidades de la ciudadanía ha señalado que el panorama actual está cambiando el perfil tradicional de quienes necesitan los Servicios Sociales, ya que cada vez tenemos más trabajadores pobres que recurren a ellos.

Fontecha ha incidido en que el Estado del Bienestar, con sus peculiaridades propias según los países, ha servido para moderar las desigualdades del sistema capitalista, para mejorar la distribución de la riqueza, sin embargo, en la actualidad de pretende romper el pacto social que lo originó.

Se está intentando pasar del Estado del Bienestar a la Sociedad del Bienestar en la que cada uno tendrá lo que se pueda pagar, y por lo que tenemos que luchar es para que todos tengamos las mismas oportunidades independientemente de dónde hayamos nacido.

Noticias Relacionadas