El mayor despropósito de la Consejería de Sanidad de Castilla y León: Privatización silenciosa

13 Ago El mayor despropósito de la Consejería de Sanidad de Castilla y León: Privatización silenciosa

Hoy martes, 13 de agosto, se ha presentado, en mesa de negociación, el proyecto de Unidades de Área de Gestión Clínica de Castilla y León.

UGT no va a apoyar un documento presentado por la Administración donde deja a los trabajadores en situación de indefensión laboral con pérdida de derechos irrecuperables y con la probable privatización de la asistencia sanitaria de nuestra comunidad.

La inclusión de los profesionales en las Unidades de Gestión Clínica no es voluntaria. Las Unidades/Áreas de Gestión Clínica van a ser feudos en manos del Director de la Unidad, quien va a ser nombrado por la Gerencia Regional de Salud. Hoy que tanto ha hablado el Sr. Consejero de Sanidad de restricciones, lo que hemos podido comprobar es que éstas sólo son reales para los profesionales de la sanidad de Castilla y León que cada día ven más sobrecargada su actividad con disminución de recursos humanos, no sustituyendo ninguna carencia de profesionales y aumentando la carga laboral en los que resisten.

Los trabajadores perderán derechos consolidados: movilidad, traslados, permisos, etc., y quedarán en manos del Director de las Unidades/Áreas. Queda claro que el número de trabajadores no puede aumentar pero si disminuir (el ejemplo lo tenemos en Zamora que pasó de 11 a 3 celadores). La contratación no se hará según criterios objetivos sino a capricho del Director de turno. Los horarios, los turnos y las tareas de los profesionales van a quedar exclusivamente en manos del Director, quien podrá modificarlos a su antojo.

El ejemplo lo hemos tenido el pasado mes de julio cuando se ha publicado en el BOE del día 25 de julio en la disposición final de la Ley 10/2013 de 24 de julio, por la que se incorporan al ordenamiento jurídico español las Directivas 2010/84/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 15 de diciembre de 2010, sobre farmacovigilancia, y 2011/62/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 8 de junio de 2011. Sobre prevención de la entrada de medicamentos falsificados en la cadena de suministro legal y de forma torticera se incluye en la modificación de la Ley 29/2006 de 26 de julio, de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios una modificación de los artículos 63 y 65 de la Ley 55/2003 de 16 de diciembre del Estatuto Marco del Personal Estatutario, que supone una modificación de la situación en cuanto al régimen jurídico de los profesionales de estas Unidades. Para este sindicato es una situación gravísima y una actuación de difícil calificación.

Las Unidades de Gestión Clínica admiten la posibilidad de contratar servicios externos, es decir, PRIVATIZACIÓN DE SERVICIOS (lo que conlleva una reducción en la contratación de personal por las vías de “igualdad, mérito y capacidad”).

Lo más denigrante del documento es que permita poner como cebo para los profesionales unos “supuestos incentivos” que la experiencia nos demuestra no van a poder llegar a conseguir y, si lo hicieran, no los iban a poder percibir. Todos los trabajadores conocen que siguen sin cobrar los incentivos por reducción de listas de espera y productividad variable del año 2011, y que han anulado el cobro de los incentivos del 2012. Alguien nos está mintiendo de una forma poco ética

Las Áreas de Gestión Clínica permiten, sin embargo, sin criterios objetivos desplazar a los profesionales entre distintas Unidades y/o Áreas de salud, con lo que el aumento de profesionales en el Sistema se da por anulado totalmente y, desde luego, la conciliación familiar y laboral de los trabajadores va a pasar a la historia.

Se hurta la negociación de las condiciones laborales de todos los trabajadores, con estos sistemas de gestión. Hurto, por otra parte, al que nos tiene habituado el Sr. Consejero cuando se limita a pasar por Mesa de Negociación los temas que a él le interesan sin recordar que el ámbito de la negociación salarial y laboral en general, es de máximo respeto.

El Borrador del Decreto deja muchas lagunas por resolver y, además, en ningún momento se nos ha explicado qué va a pasar con Atención Primaria y cuáles han sido los resultados de las dos Unidades de Gestión de Valladolid y Zamora que hoy están en funcionamiento.

Noticias Relacionadas