Escuelas Infantiles. UGT defiende su adscripción a Educación y denuncia la imposición del calendario laboral

26 Jul Escuelas Infantiles. UGT defiende su adscripción a Educación y denuncia la imposición del calendario laboral

Trabajadores y trabajadoras de las Escuelas Infantiles se han concentrado, el primer día de sus vacaciones, frente a la Gerencia de Servicios Sociales bajo el lema “0 a 3 es educar”para reclamar dos aspectos básicos. Por un lado, la aplicación real de las 35 horas/semanales en el mayor número de categorías posible y la finalización de las imposiciones de la Gerencia de Servicios Sociales, recuperando el diálogo mediante acuerdos. Por otro, el cambio de la dependencia de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades a la Consejería de Educación. Con ello se reforzaría el reconocimiento del carácter educativo de las Escuelas Infantiles ante la sociedad y ante los propios trabajadores.

Estos temas han sido denunciados por UGT ante el Procurador del Común en León y a fecha de hoy se ha iniciado su tramitación, con más de 400 firmas adheridas a dicha queja.

Imposición habitual de calendarios

La Gerencia de Servicios Sociales entiende por negociación sentarse junto con la parte social pero no llegar a acuerdos. Simplemente para informar de cómo han decido aplicar las medidas de organización de personal que requieren negociación por obligación legal. Se trata de cumplir el formalismo legal.
Desde hace años esa Consejería viene imponiendo los calendarios laborales sin dar opción a negociar nada.
Con la recuperación de las 35 horas además de imponer el calendario, establece diferencias entre los trabajadores de un centro.

Agravio comparativo

Para UGT esa diferencia supone un agravio comparativo entre trabajadores de un mismo centro. Además del uso perverso que hace la Administración de la recuperación de las 35 horas y que supone un deterioro de los servicios prestados a los ciudadanos.
Con el exceso de horario que van a realizar las TSEI, generan unos 14 días que deberán disfrutar de forma concatenada. Esto supone una merma en el servicio que se debe dar; entre días de compensación, asuntos particulares y otros permisos hay trabajadoras que estarán de permiso más de un mes. Esto además supone que los alumnos tendrán que adaptarse a otra persona que no es su figura de apego.

Vulneración del convenio colectivo

Además, esa diferencia de horario hace que las TSEI tengan un margen de horario en el que van a estar solas. Si ocurriera algo en esa brecha horaria, ¿qué pasaría? De facto, estas diferencias, supone aceptar que, durante ese tiempo, las labores del centro recaen sobre un solo colectivo profesional. Desde UGT no podemos aceptarlo, porque vulnera el convenio colectivo y altera gravemente el correcto funcionamiento de los centros.
A pesar de esto, la GSS impone todo el calendario, sin tener en cuenta el servicio que presta a sus usuarios: menores de tan corta edad que necesitan tener sus descansos. Por otro lado esta falta de negociación y la forma de imponer las 35 horas va en contra de la conciliación familiar de sus trabajadoras.

Las EEII no son “guarderías”

Desde UGT creemos que la Administración de CyL sigue anclada en una concepción obsoleta de las escuelas infantiles. Tiene más que ver con el concepto de “guardería” que de una escuela centrada en la educación. Esto hace que solo se preocupen por tener los centros abiertos el mayor tiempo posible y con el menor coste. No muestran interés por la calidad y la educación que deberían recibir las niñas y los niños de CyL

Las Escuelas infantiles deben estar en Educación

Parece poco eficiente que la Administración siga dos caminos diferentes en cuanto a la adscripción de alumnos y trabajadores:

• Los menores se rigen por el Decreto 12/2008, de 14 de febrero. Determina los contenidos educativos del primer ciclo de la Educación Infantil en la Comunidad de Castilla y León. Establece los requisitos que deben reunir los centros que impartan dicho ciclo. El decreto se desarrolla en la Ley Orgánica 2/2006 de 3 de mayo, estableciendo que la educación infantil constituye la etapa educativa con identidad propia.

• Sin embargo, sus trabajadores pertenecen a Gerencia de Servicios Sociales (Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades). Consideramos que todas las políticas educativas deben recaer en una única Consejería. Es la forma de garantizar su aplicación homogénea dentro del proceso evolutivo del alumnado. Y al priorizar su carácter educativo, evidentemente los empleados públicos implicados deben depender de la Consejería de Educación.

Por otro lado, la dependencia de GSS es contradictoria con la actividad que desarrollan las TSEI, dado que su labor es educativa y así se recoge en el Convenio Colectivo para el Personal Laboral de la Junta de Castilla y León:

“el TSEI es el profesional con la titulación de TSEI o equivalente responsable de la atención integral y globalizadora en todos los aspectos de los niños de hasta 3 años de edad, y específicamente atenderán al desarrollo del movimiento, al control corporal, a las primeras manifestaciones de la comunidad y del lenguaje, a las pautas elementales de la convivencia y relación social y al descubrimiento del entorno inmediato”.

No es personal asistencial

Por parte de esa Gerencia se ha considerado a los trabajadores y trabajadoras de las Escuelas Infantiles siempre persona asistencial. No sabe o no quiere saber que el primer ciclo de Educación Infantil no es solo una herramienta de conciliación. Ante todo es un derecho educativo desarrollado por profesionales titulados que solo quieren lo mejor para el alumnado.

Además, hay que destacar que estos profesionales también tienen a su cargo a alumnado con Necesidades Educativas Especiales. Así lo recoge la ORDEN EDU/593/2018, de 31 de mayo.

Es decir, que además de la labor educativa que se realiza en las Escuelas Infantiles, es primordial para el buen desarrollo de los menores el trabajo que se realiza en las Escuelas Infantiles. Es donde se va a llevar a cabo una detección temprana de cualquier Necesidad Educativa, fundamental en el establecimiento de intervenciones adecuadas para lograr la inclusión educativa desde los primeros años de edad.

Por si todo lo anterior parece que tiene poco carácter educativo, se da la circunstancia de que las TSEI también pueden tener a su cargo a futuros profesionales, coordinando y evaluando las prácticas de ese alumnado.
El número de EEII afectadas son 29 en toda Castilla y León, afectando a 400 trabajadores. La ratio es de 9 niños con edades de 0 a 1añopara una Técnico; 13 niños de de 1 a 2 años y 20 niños de 2 a 3 años.

Noticias Relacionadas