FSP-UGT rechaza el modelo de Gestión Clínica y alerta ante lo que considera una “privatización encubierta”

09 Jul FSP-UGT rechaza el modelo de Gestión Clínica y alerta ante lo que considera una “privatización encubierta”

ICAL

La Federación de Servicios Públicos de UGT en Castilla y León ha manifestado su rechazo al modelo de Gestión Clínica, cuyo borrador de Decreto ha conocido oficialmente esta mañana, al considerar que conlleva consecuencias muy negativas tanto para la ciudadanía como para las plantillas de los servicios asistenciales, así como para la propia integridad del sistema sanitario de Castilla y León. El modelo adoptado por la Consejería de Sanidad otorga a los directores de las Unidades de Gestión un poder absoluto y plena autonomía en la gestión de los recursos humanos y materiales, rompiendo así la homogeneidad en la asistencia sanitaria y favoreciendo las desigualdades entre los ciudadanos de la región, ya que, es muy probable, a juicio del Sindicato, que existan zonas mejor dotadas que otras en función de la gestión. Además, a este poder de acción y decisión  de la persona que dirige la Unidad se incorporan, como denunciaba Nieves Martínez, responsable Regional de salud de la FSP-UGT, elementos privatizadores que posibilitan la entrada de la iniativa privada en la prestación de servicios. “Nos encontramos ante una privatización encubierta, se van a crear distintos “reinos de taifa” donde cada gestor establecerá sus criterios, y eso es inadmisible”.

El programa de Gestión Clínica de la Junta desarrolla dos servicios actualmente: el de Cardiología del Área de Salud de Valladolid Este y el del Servicio de Psiquiatría y Salud Mental del Área de Salud de Zamora, cuyos resultados UGT ha reclamado reiteradamente sin obtener respuesta alguna hasta el momento. El hecho de que ahora el Borrador del Decreto incorpore un presupuesto asignado a “objetivos” preocupa especialmente al Sindicato en un momento como el actual en el que el objetivo prioritario se centra en la contención del gasto, un “ahorro” que se traduzca en más “recortes”.

Desde la FSP-UGT se ha insistido en que el documento invade, por otra parte, contenidos y materias de negociación propias del ámbito de la Mesa Sectorial de Sanidad otorgando una amplia capacidad a una sola persona (el Jefe de Servicio), “llevándose” por delante preceptos jurídicos que protegen aspectos como la jornada, los permisos, las retribuciones, etc…Pare el Sindicato, igualmente, se compromete el acceso al empleo público bajo el principio de igualdad de oportunidades debido a esa potestad en manos de Director de la Unidad de Gestión en cuanto al nombramiento del personal temporal de acuerdo a criterios de eficiencia y estándares de calidad.

UGT ha mostrado su temor ante una futura Gestión Clínica que no sea más que la descarga y el “desvío” de la responsabilidad de la propia responsabilidad de la gestión que, a juicio del Sindicato, reside, compete y le corresponde a la Junta de Castilla y León. La Federación de Servicios públicos de UGT ha insistido en que solo defenderá una transformación que se realice exclusivamente bajo la orientación de la actividad gestora centrada en un proceso asistencial que siempre priorice el beneficio del paciente y la calidad de los servicios y que respete, igualmente, la legitimidad absoluta de la representación sindical en los ámbitos de negociación que son de su competencia y que persiga el bien colectvio incuestionable en un Sistema Público de Salud Universal y Gratuito.

Noticias Relacionadas