Hay que financiar las necesidades de los ciudadanos, no los territorios

18 Ene Hay que financiar las necesidades de los ciudadanos, no los territorios

El Secretario General de UGT Castilla y León, Faustino Temprano participó en la Jornada sobre Financiación Autonómica, nuevos retos, organizada por el Colegio de Economistas de Valladolid.

Temprano quiso dejar meridianamente claro que cualquier modelo de financiación autonómica no es un modelo diseñado para financiar territorios sino para financiar las necesidades de los ciudadanos en los diferentes territorios. Esto es importante para alejarnos de falsos debates como el de las balanzas fiscales, que llevado al extremo acaba beneficiando al que más tiene.

El modelo es financiación, evidentemente, debe aportar los recursos suficientes para que los ciudadanos, en todos los territorios, reciban los servicios públicos del Estado de Bienestar siempre bajo los principios de igualdad, justicia y solidaridad.

El problema radica, señaló el Secretario General de UGTCyL, en que nadie está contento con el actual modelo porque es poco transparente, demasiado complejo y además genera incertidumbre y planteó como única solución la de dotar al sistema de mayores recursos con los que corregir el déficit de financiación de los servicios, déficit que, en mayor o menor medida, se produce en todas las Comunidades Autónomas. Si en Castilla y León tomamos los últimos cuatro años liquidados, los recursos totales del modelo de financiación vigente suministran en nuestra comunidad en torno a 1.100 millones de euros menos que los tuvimos en 2007, es decir un 14%, lo que nos coloca como una de las Comunidades en las que el descenso de fondos ha sido mayor.

Desde el punto de vista de UGT Castilla y León la base del modelo de financiación debe ser la definición de un catálogo de servicios común a todas las autonomías y que las necesidades de financiación se determinen en función de los gastos reales, lo que implica reconocer que la prestación de la asistencia sanitaria, educativa o social se encarece, como consecuencia de las características territoriales y demográficas, en Castilla y León.

En los últimos cinco años, y en el marco de unas políticas de contención del déficit, los recortes en sanidad, educación y servicios sociales en nuestra Comunidad han sido de 2.000 millones de euros con el consiguiente deterioro que esto implica en la prestación de estos servicios.

Por ello, indicó el máximo responsable de UGT en Castilla y León, desde nuestro Sindicato hemos propuesto una Ley de Suelo de Gasto Público en esos servicios esenciales con la intención de garantizar unos niveles adecuados de calidad y de prestación.

En este sentido señaló que este Suelo de Gasto Público debería haberse dotado con 6.630 millones de euros, 560 millones más de los que se recogen en los Presupuestos de la Comunidad. Y en cuanto a las previsiones para 2017, si el crecimiento del PIB previsto fuese de un 2% el suelo de gasto debería incrementarse en el mismo porcentaje lo que supondría destinar 135 millones más para la financiación de sanidad, educación y servicios sociales hasta llegar a los 6.765 millones de euros.

Pero, terminó señalando Temprano, para que eso pueda cumplirse es necesario que el nuevo modelo de financiación autonómica nos suministre unos recursos suficientes.