La adicción a los Juegos de Azar, un problema en el entorno laboral

29 Oct La adicción a los Juegos de Azar, un problema en el entorno laboral

Con motivo del Día Mundial sin Juegos de Azar, la Secretaría de Salud Laboral y Política Social de UGT Castilla y León quiere poner el foco en el incremento del uso indebido de los juegos de azar (tanto presencial como en su modalidad “online”) que se está produciendo en los últimos años y que comienza a ser preocupante en su modalidad en línea debido a su popularidad entre los menores de edad.
De hecho, el Informe sobre Adicciones Comportamentales que ha elaborado la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas confirma que el juego con dinero y el uso de internet son actividades ampliamente extendidas en nuestra sociedad hasta el punto de que el 60,2% de la población con edades comprendidas entre los 15 y los 64 años ha jugado alguna vez con apuestas monetarias (tanto en la modalidad presencial como a través de la conexión a Internet).

Juego presencial y juego en línea

Concretamente, el 3,5% de la población ha jugado en alguna ocasión apostando en línea dinero a lo largo del último año. Entre los hombres predominan las apuestas deportivas (71,5%) mientras que las mujeres se decantan principalmente por los diversos tipos de loterías.

Además, el juego presencial está cada vez más extendido hasta el punto de que, en el último año, la mitad de la población ha participado en juegos de lotería o juegos de premio instantáneos. De igual manera, aplicando los criterios del DSM-V (actualizados por última vez en 2017) el 0,4% de la población corre un alto riesgo de desarrollar una adicción al juego y un 0,3% presenta ya un posible trastorno del juego.

Las condiciones laborales influyen

La Secretaría de Salud Laboral y Política Social de UGT Castilla y León quiere incidir este año en que existen condiciones laborales que pueden precipitar o favorecer el uso inadecuado del juego como son la precariedad laboral, el teletrabajo y uso continuado de equipos de trabajo informáticos o la facilidad de acceso a internet.

También, favorecen su aparición las jornadas largas de alto rendimiento con escasos descansos, la insatisfacción en el trato con superiores y compañeros, así como la insatisfacción laboral con escasa posibilidad de promoción profesional; los periodos con poco trabajo, de tareas monótonas, con poca supervisión, aislados y con mucho tiempo libre; la movilidad y los frecuentes desplazamientos  y los trabajos con movilidad frecuente y desplazamientos habituales. De igual manera, corren riesgo los trabajadores autónomos y quienes se desempeñan trabajos por turnos o con turnos de noche continuados.

Detención, prevención y tratamiento

Debido a que los entornos de desarrollo posibles son tan habituales, la Secretaria de Salud de UGT CyL va a llevar a cabo un curso de formación para detectar y prevenir las adicciones en el entorno laboral y recomiendan, en cualquier caso, buscar un recurso de tratamiento especializado para el abandono de la adicción.

Asimismo, ofrece diez pautas para abandonar el juego:

  1. Aceptar la enfermedad
  2. Sincerarse consigo mismo y con su entorno
  3. Encontrar motivos para dejar de jugar y recordarlas de vez en cuando
  4. Pedir ayuda y encontrar a una persona de confianza que realmente pueda ayudar
  5. Control absoluto del dinero por parte de la persona de confianza; controlar y/o eliminar las fuentes de obtención de dinero y controlar el gasto diario, justificar todos los gastos
  6. Evitar las situaciones de riesgo que puede llevar a jugar
  7. Firmar autoprohibición en Bingos, Casinos y juegos on-line
  8. Hacerse responsable de las deudas y evitar pedir dinero prestado para pagarlas. Hacer un plan de pago de deudas.
  9. Prevenir las recaídas, cambiando hábitos y realizando actividades de ocio como alternativa a la función que cumplía el juego: hacer frente al aburrimiento, tensiones, conflictos personales, divertirse, relajarse, desconectar de los problemas
  10. Existe un alto riesgo de sufrir recaídas y entra dentro del proceso de deshabituación, no hay que desanimarse. Es recomendable analizar las causas de la recaída e incidir en controlar las circunstancias que lo han provocado