La creación de empleo del último año está marcada por la temporalidad y la parcialidad

22 Ene La creación de empleo del último año está marcada por la temporalidad y la parcialidad

Los datos de la EPA del último trimestre de 2014 muestran en Castilla y León un descenso de los ocupados en 18.200 personas (-1,94%), frente a un incremento a nivel nacional del 0,37% y un aumento del desempleo en 8.300, lo que supone el 3,67% frente al 0,55% nacional, situando la cifra total de parados en 234.300. En el balance anual, ha aumentado el empleo (11.900) y ha disminuido el desempleo (22.300) junto a una pérdida de activos que se cifra en 10.400 menos que hace un año y una pérdida de población de 16 años y más de 18.000 personas menos en el mismo período. El empleo que se crea consolida la temporalidad y la parcialidad, empeoran las condiciones de trabajo para los que ya tienen empleo y aumenta el paro de larga duración. Para UGT Castilla y León es imprescindible llevar a cabo una política centrada en las personas, una política que reduzca el desempleo, cree empleo de calidad y con derechos y que mejore los salarios para disminuir los niveles de desigualdad y pobreza y poder encarar la recuperación de manera sostenible, igualitaria y equilibrada.

Según la Encuesta de Población Activa en el último trimestre de 2014 en Castilla y León tenemos 18.200 ocupados menos, 8.300 parados más, 9.900 activos menos, es decir, el último trimestre de 2014 es claramente negativo para nuestra Comunidad y arroja un comportamiento mucho peor que a nivel nacional.
En cuanto al balance anual las cifras arrojan 11.900 ocupados más que hace un año y 22.300 desempleados menos, sin embargo perdemos 10.400 activos.

En Castilla y León perdemos población y el comportamiento del desempleo es peor que la media nacional a lo que hay que añadir un empleo precario, con una temporalidad enquistada y un incremento de la temporalidad involuntaria.
Tampoco hay que olvidar que a lo largo de la crisis la destrucción de empleo y el aumento del paro han ido acompañados de peores condiciones laborales para aquéllos que no han perdido el empleo o han ido contratados en este periodo.

Una flexibilidad impuesta al trabajador y facilitada por la reforma laboral, nuevas forma de precariedad como son el empleo a tiempo parcial involuntaria, al aumento del número de horas efectivas trabajadas por los empleados a tiempo parcial junto a un incremento del peso de las horas extraordinarias no pagadas.

Al mismo tiempo se está produciendo un avance de la precariedad en el desempleo, con una extensión del paro de larga duración, una tasa de cobertura en descenso y unas política de empleo que no están siendo efectivas.
La crisis y la reforma laboral han traído consigo una precarización del mercado laboral y de los derechos de los trabajadores, produciendo un aumento de los niveles de desigualdad.

Por todo ello, UGT Castilla y León considera imprescindible una política centrada en las personas. Una política que reduzca el desempleo, que cree empleo de calidad y con derechos, que mejore los salarios de la población para estimular el consumo y la inversión para poder encarar la recuperación, en una senda de crecimiento sostenible, con una disminución de los niveles de desigualdad y pobreza.

Noticias Relacionadas