La Federación de Servicios Públicos de UGT pide en una carta a los diputados del PSOE de Castilla y León que no apoyen con su voto el Decreto-Ley para reducir el déficit público

27 May La Federación de Servicios Públicos de UGT pide en una carta a los diputados del PSOE de Castilla y León que no apoyen con su voto el Decreto-Ley para reducir el déficit público

El Secretario General de la Federación de Servicios Públicos de UGT Castilla y León, Antonio Domingo Bodelón, ha remitido un escrito dirigido a los diputados nacionales del PSOE de Castilla y León a los que solicita que no apoyen con su voto, en el Congreso, el Decreto-Ley con las medidas extraordinarias presentadas por el Gobierno para la reducción del déficit público, apelando a su sentido de Estado, de justicia social y a su ideología socialista.

El Sindicato mantiene que medidas como la reducción de los salarios de los empleados públicos, la congelación de las pensiones o las correspondientes a la dependencia presentadas por el Gobierno, van a provocar efectos indeseables y contraproducentes para la economía. En el escrito se asegura que reducir de manera tan drástica el poder de compra de tantos millones de españoles llevará aparejada la retracción del consumo de la que se derivará inevitablemente un enfriamiento de la economía, reconocido, incluso, por la propia Vicepresidenta Segunda, Elena Salgado, que se ha visto obligada a rebajar el crecimiento del PIB previsto para 2010 en un 0,5%.

Desde la FSP-UGT se defienden otro tipo de medidas que podrían contribuir a la reducción del déficit, muy diferentes a éstas y, como se expone en el texto, que serían más propias de un partido socialista. En este sentido, el Sindicato aboga por la eliminación del fondo de ayuda a la banca, la supresión de la exención fiscal para los premios de la lotería o la disminución de cargos de libre designación para reducir el gasto de una forma importante. Todo ello, junto a una reforma fiscal en la línea de que paguen más los que más tienen.

El escrito manifiesta, en definitiva, la oposición frontal de UGT al Plan de Ajuste presentado por el Gobierno al que califica de injusto, irrespetuoso con los acuerdos previamente suscritos, insolidario, desproporcionado y de muy dudosa efectividad.