La Federación Regional de Comercio, Hostelería, Turismo y Juego de UGT valora como muy positiva la sentencia ya que consolida el reconocimiento de los trabajadores del sector a la conciliación de la vida laboral y familiar

31 Oct La Federación Regional de Comercio, Hostelería, Turismo y Juego de UGT valora como muy positiva la sentencia ya que consolida el reconocimiento de los trabajadores del sector a la conciliación de la vida laboral y familiar

Una sentencia del Juzgado de lo Social número cuatro de Valladolid ha dado la razón a una trabajadora de la empresa CENCO S.A. (Grupo Eroski) estableciendo que la demandante, asesorada jurídicamente por UGT Castilla y León, tiene derecho a la reducción de jornada solicitada para atender a su hija de 22 meses. La sentencia reconoce además su derecho a la concreción horaria por cuidado de un menor de 8 años.

El fallo establece una reducción de la jornada laboral en cuatro horas, en jornada de mañana, de lunes a sábado, y en horario de 8:00 a 12:00 horas, a excepción de un día a la semana-los martes en que se realiza la reunión del equipo de gestión-en que prestará servicios en jornada de tarde, así como la tarde mensual en que se realicen los inventarios.

El artículo 37.5 del Estatuto de los Trabajadores contempla que quienes por razones de guarda legal tenga a su cuidado a un menor de 8 años, tendrá derecho a una reducción en la jornada de trabajo, con la disminución proporcional del salario. Por su parte, el apartado 6º del Art. 37, establece de modo taxativo que la concreción horaria y la determinación del periodo de disfrute del permiso de lactancia y de la reducción de jornada, corresponderá al trabajador dentro de la jornada ordinaria.

Este fallo judicial se inscribe en la línea  que previamente habían mantenido otras resoluciones  en las que se recoge que “queda acreditada la buena fe de la trabajadora “ así como que “la empresa por su dimensión, tiene fácil su sustitución, no existiendo problemas en cuanto a la organización del trabajo de accederse a la petición de la actora”.

La empresa alegaba que las funciones de tipo administrativo propias de la trabajadora, con categoría profesional de “ Responsable de Puesto de Venta”, habían de ser realizadas, preponderantemente, por las tardes, lo que requeriría acudir un mínimo de dos tardes por semana. En este sentido, la sentencia deja claro que “no puede desconocerse que el centro de trabajo cuenta con otra trabajadora polivalente formada para desempeñar su labor en esta sección, así como que se trata de un centro que pertenece a una empresa que, como es notorio, cuenta con un número elevado de tiendas, lo que eleva y acrecienta las posibilidades organizativas de la empresa”.

La Federación Regional de Comercio, Hostelería, Turismo y Juego de UGT  valora como muy positiva la sentencia  ya que consolida el reconocimiento de los derechos de las trabajadoras y trabajadores del sector de la mediana distribución a la conciliación de la vida laboral y familiar, principalmente, si tenemos en cuenta la dimensión de sus plantillas, lo que les permite, con facilidad, adaptar los horarios sin perjuicio para las empresas.  Hay que destacar los extensos horarios del sector comercio, donde hay una amplia presencia de mujeres trabajadoras que tienen serias dificultades para lograr una conciliación efectiva si no es mediante reducción de su jornada laboral.