La incentivación de los puestos de difícil cobertura debe incluir a todo el personal que trabaja para el Sacyl

15 Ene La incentivación de los puestos de difícil cobertura debe incluir a todo el personal que trabaja para el Sacyl

En la reunión celebrada el pasado día 13 de enero de 2010 de la Gerencia Regional de Sacyl con los sindicatos del ámbito sanitario para estudiar como incentivar a los profesionales para que ocupen las plazas periféricas o de difícil cobertura, tanto a nivel de hospitales como de Atención Primaria y no ocurra lo que está sucediendo en la actualidad con determinadas especialidades médicas; en Soria, Aranda de Duero etc. o en plazas de médicos o matronas de Atención Primaria de Ávila, El Bierzo, Zamora etc. Estos puestos de trabajo, pueden estar largo tiempo sin cubrirse y verse disminuida la calidad en la atención a los ciudadanos. Desde UGT hemos manifestado algunas consideraciones que deberían tenerse en cuenta, considerando que  la mejor solución pasaría por un Plan de Recursos Humanos como está recogido en el Estatuto Jurídico del personal Estatutario del Servicio de Salud de Castilla y León,  norma  de obligado cumplimiento.

1. Discrepamos en el ámbito de aplicación que propone la Administración, este sindicato, la UGT, no se lo cuestiona, debe incluir a todo el personal que trabaja para el Sacyl,  con independencia del Régimen Jurídico que vincula al trabajador con la administración, pues los psicólogos, los trabajadoras sociales funcionarios no sanitarios, también son de la Gerencia y los laborales que trabajan en la misma también son personal de la Gerencia. Insistimos en incluir a todos los trabajadores, porque además de los enfermeros, matronas y médicos de familia tenemos ciertas categorías sobrecargadas como pediatras, fisioterapeutas, etc.. pero incluso categorías como auxiliares administrativos que cada vez se precisan más y con más cargas en un momento determinado pueden estar en puestos de difícil cobertura, por lo manifestado, para TODOS.

2. Insistimos en que es imprescindible definir con objetividad a qué se llaman puestos de difícil cobertura para que los trabajadores los puedan conocer. Y saber cual es la dificultad o las premisas que hacen a estos puestos diferentes, circunstancia que en la reunión no se ha planteado y para nosotros, la UGT, es empezar la casa por los cimientos y no como propone Sacyl, definir la incentivación sin definir porqué se incentiva.

3. Entendemos que aunque la mejor incentivación es la económica, se pueden valorar otras como la jornada laboral (reducción de la misma o días adicionales en permisos), apoyamos la repercusión favorable en el complemento de  carrera profesional, ya que esto es individual, e incluso días de permiso o facilitar el acceso a la formación, garantizándose y no sobrecargando a los compañeros.

Como conclusión, para nosotros es importantísimo definir de forma objetiva los puestos de difícil cobertura, y no estamos de acuerdo que su definición sea que no se cubran en 6 meses, porque todos sabemos cual ha sido el problema que ha hecho que aparezca este decreto, y es que nos hemos quedado plazas de especialistas sin cubrir en los últimos concurso-oposición realizados en esta Comunidad; y eso es, en primer lugar porque no se ha hecho un estudio de necesidades y en segundo lugar porque no se sacan todas las plazas que se necesitan, con independencia que todos sabemos que existe un déficit en estos momentos de determinados profesionales. Y no hay que olvidarse que en el ámbito de Atención Primaria existen plazas que no sólo no se cubren por titulares sino ni siquiera por sustitutos. Luego para nosotros los puestos de difícil cobertura necesitan de criterios varios para definirlos, debemos atender; a la  dispersión geográfica, población conflictiva, presión asistencial, etc…

UGT se presta a definir con rigurosidad el perfil de estos puestos poco atractivos a los profesionales de la sanidad pública y necesarios para seguir prestando un buen servicio público. En el ámbito sanitario los acuerdo con los profesionales dan mejor resultados en la mayoría de las veces que las imposiciones por decreto.