La patronal tiene que cambiar de mentalidad y apostar por el crecimiento de los salarios

19 Mar La patronal tiene que cambiar de mentalidad y apostar por el crecimiento de los salarios

El Secretario General de UGT, Cándido Méndez, ha afirmado que la patronal tiene que cambiar de mentalidad en las negociaciones del nuevo Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) porque “la que tiene no es acorde con las necesidades de nuestro país ni con las posiblidades de las propias empresas. Siguen pensando que la contención salarial que ha habido en años anteriores debe seguir siendo un elemento de referencia. Sin embargo, las necesidades de generar empleo, de relanzar el consumo interno y las posibilidades de las empresas nos indican que debemos ir en la dinámica del crecimiento real de los salarios”.

Cándido Méndez ha realizado estas declaraciones tras la reunión de zona del sindicato que se ha celebrado en Asturias y en la que ha participado UGT Castilla y León. El máximo responsable de UGT ha manifestado que “la semana que viene deberíamos estar en condiciones de cerrar el acuerdo, porque hay una situación de espera en las mesas de negociación hasta que no lleguemos al término de la negociación. Pero este acuerdo tiene que garantizar una mejora del poder adquisitivo de los salarios”

En este sentido, “con todo lo relacionado con el contenido de los convenios, a excepción de los salarios (como la organización del trabajo, las políticas de igualdad, de salud laboral, etc.), ya tenemos un nivel de aproximación muy importante, pero en los salarios no hemos alcanzado un punto de coincidencia”.

Para UGT, “no existe una disyuntiva entre empleo o salarios, sino que hay que asociar empleo y salarios. Para que haya más empleo tiene que haber una mejora de los salarios y el empleo debe venir por un nivel de retribución digna para las familias trabajadoras de nuestro país, de manera tal que vayamos reduciendo esa situación por la cual un trabajador con empleo y con salario ya no escapa de la trampa de la pobreza”.

Además, ha señalado que la propia patronal, “en el fondo, reconoce esta situación, porque el presidente de Cepyme enumeró ayer los problemas de las empresas y entre los diez primeros estaba también el problema de los salarios”.

Resolver también las desigualdades producidas por el decaimiento del convenio

El Secretario General de UGT se ha referido al otro punto importante en las negociaciones del nuevo AENC, el de la ultraactividad. “Hace poco se ha publicado una sentencia del Tribunal Supremo por la cual se dice que cuándo pierde vigencia un convenio colectivo las condiciones contenidas en el convenio se incorporan al contrato del trabajador, de manera tal que el convenio pierde vigencia pero los derechos del mismo hay que respetarlos en el contrato del trabajador”.

“Esta sentencia puede provocar que ante una nueva contratación en una empresa, si ya ha decaído el convenio, se puede producir que haya un agravio comparativo entre un trabajador que entre en la empresa para desarrollar el mismo trabajo, que tiene un salario, y el trabajador que esté en la empresa ya y tiene un salario superior. Lo que dice esa sentencia hay que generalizarlo a todos los trabajadores, estuvieran o no trabajando en la empresa cuando perdió la vigencia el convenio”.

Trabajar igual, cobrar igual, conciliar igual. Por una paternidad corresponsable

Cándido Méndez también ha recordado la campaña que está desarrollando UGT en el marco del 19 de marzo, Día del Padre, bajo el lema “Trabajar igual, cobrar igual, conciliar igual. Una paternidad corresponsable”. “Hemos considerado que es buena fecha para demandar la paternidad corresponsable, ya que en España el 95% de los permisos de maternidad o paternidad lo cogen las mujeres”.

Además, “el cuidado de hijos y las tareas del hogar recaen fundamentalmente sobre las mujeres. En este momento hay trabajo no remunerado en el hogar que desarrollan las mujeres por un valor de casi 280.000 millones de euros. Si este trabajo no remunerado se convirtiera en empleo, equivaldría a más de 9,3 millones de empleos”.

“Es un mensaje dirigido a los trabajadores y a las instituciones públicas, ya que en nuestro país hay muy pocas escuelas infantiles (una de cada cuatro son públicas) y el 57% de los niños entre 0 y 3 años son cuidados por sus progenitores porque no hay plazas o son caras”.

“Debemos resolver estas situaciones de agravio y desigualdad con las empresas en la negociación colectiva, porque también en las familias a la hora de recurrir a un permiso o una excedencia se hace un análisis económico y como en la gran mayoría de los casos la mujer tiene un salario inferior al hombre, el permiso lo suele coger al final la mujer”.