La pobreza y la desigualdad no se combaten con caridad sino con derechos sociales

06 Nov La pobreza y la desigualdad no se combaten con caridad sino con derechos sociales

Dos Santos. Agencia ICAL

Hoy ha tenido lugar una jornada sobre Renta Garantizada de Ciudadanía, organizada por UGT y CCOO en Castilla y León en colaboración con la Oficina del Procurador del Común y del Consejo Económico y Social.

En la Conferencia de Prensa previa los Secretarios Generales de ambas organizaciones sindicales han indicado la importancia que tiene la jornada para contrastar los elementos que a nuestro juicio son necesarios para la actualización de la ley con las valoraciones y aportaciones tanto del Procurador del Común como del CES.

Para el Secretario General de UGT Castilla y León, Agustín Prieto, sigue siendo necesaria la Renta Garantizada de Ciudadanía porque las cifras macroeconómicas no han dado respuesta a las necesidades de las personas. Los índices de pobreza y exclusión social en Castilla y León son alarmantes, por encima incluso de la media nacional; no se da respuesta a los 91.000 menores que se encuentran al borde de la pobreza, de los cuales 10.000 están inmersos en la pobreza severa; ni a la situación en la que se encuentran los 215.000 desempleados de nuestra Comunidad, de los cuales el 60% carece de prestaciones; los 80.000 hogares que tienen a todos sus miembros en paro; o los 140.000 trabajadores que se encuentran subempleados porque el empleo que tienen no les garantiza una vida digna con salarios de miseria.

Prieto ha sido tajante a la hora de expresar que ni la pobreza ni la desigualdad se erradican con la caridad sino que se combaten con derechos sociales.

Señaló que a nivel nacional hemos iniciado una recogida de firmas para promover una ILP que garantice unos ingresos mínimos a nivel estatal y dependientes de la Seguridad Social, con un coste, calculado por ambas organizaciones sindicales, de 11.000 millones de euros para atender las necesidades de 2 millones de españoles, 150.000 de ellos en Castilla y León. Esta prestación de ingresos mínimos sería compatible con nuestra Renta Garantizada de Ciudadanía.

El máximo responsable de UGT Castilla y León recordó que la Renta Garantizada de Ciudadanía nació fruto del Diálogo Social y por una voluntad clara y decidida de ambas organizaciones de darle un carácter prioritario. Además hemos conseguido flexibilizarla desde sus inicios.

En 2014, según los datos oficiales, hemos atendido a 19.000 titulares que se traducen en 44.000 beneficiarios, llegando a 10.000 menores.

Las pretensiones que tenemos sobre este derecho subjetivo y pionero en España, ha indicado Prieto, son las de seguir fortaleciéndolo, que siga teniendo mucha más cobertura y que se haga extensivo a más colectivos, simplificar los trámites administrativos y burocráticos, hacerlo compatible con cualquier otro tipo de prestación económica de menor cuantía que la Renta Garantizada, que perciban, tanto de la Administración Autonómica como Estatal, para complementarla. También pedimos la ampliación de la cuantía económica porque “con 426 euros no se les ayuda a abandonar el umbral de la pobreza” ya que las estimaciones indican como mínimo la cantidad de 663 euros.

La Renta Garantizada de Ciudadanía es un derecho subjetivo y como tal no tiene presupuesto fijo sino que se tendrá que gastar lo que demande la sociedad en función de las necesidades de los ciudadanos y ciudadanas y tendrán que derivarlo de otras partidas económicas.

Se valorará la posibilidad de abrir bien dentro de la Renta Garantizada o bien mediante otra ley, una ayuda específica de derecho subjetivo para los ciudadanos de Castilla y León que teniendo unos ingresos inferiores a los 426 euros, tengan derecho a la ayuda para el alquiler de sus viviendas.

Por último, Prieto ha valorado como algo a tener en cuenta el hecho de que en la primera reunión que se ha tenido con la Junta de Castilla y León para hablar sobre el tema se ha apreciado una voluntad de cambio.

Noticias Relacionadas