Las empresas de Supermercados de Castilla y León se niegan a aplicar lo previsto en el Convenio Colectivo de este sector

17 Feb Las empresas de Supermercados de Castilla y León se niegan a aplicar lo previsto en el Convenio Colectivo de este sector

Con el pretexto de la situación de crisis económica generalizada, los representantes de las empresas de Medianas Superficies de Distribución de Alimentación de Castilla y León, se han negado a firmar la revisión de las tablas salariales para el año 2009, previstas en el vigente Convenio Colectivo de aplicación en este sector de distribución de alimentación

Los representantes de las Empresas de Medianas Superficies de Castilla y León ha impedido que se firmara este lunes, 16 de febrero, la actualización de las tablas salariales de 2008 y las provisionales para 2009, tal y como se establece en el texto del vigente Convenio Colectivo de este sector.

Con la apelación a la situación de crisis que se está produciendo con carácter general, los representantes empresariales, han propuesto dejar de cumplir lo pactado en el Convenio, proponiendo que la subida salarial se aplique a final de año en base al IPC real.

De igual manera proponen que se congele durante los dos años próximos la homologación salarial pactada en el Convenio actual.

UGT califica de inadmisible la postura de una Patronal que representa a empresas que en los últimos años han incrementado considerablemente sus ventas y cuota de mercado en el sector de la alimentación  y que saben que en el Convenio está  previstos los cauces para aquellas empresas que de verdad tengan una mala situación económica y que desde luego no pasan por un incumplimiento unilateral del Convenio.

Incumplir con lo pactado sin causa que lo justifique, es un grave quebranto, de la buena fe que debe primar en cualquier negociación, además de ser  una irresponsabilidad manifiesta de la Patronal al atacar gravemente el pilar de la negociación colectiva, que durante estos últimos años ha permitido una paz social que ha sido positiva tanto para los trabajadores como para las empresas.

UGT junto con los otros sindicatos presentes en la Mesa de Negociación hemos decidido como primera medida, plantear Conflicto Colectivo, al que seguramente seguirán otro tipo de medidas de presión, por que salarios como los que perciben las trabajadoras y trabajadores de las medianas superficies de alimentación, que en la mayoría de los casos no llegan a mil euros, no pueden ser utilizados como elemento de desestabilización del sector.