Los ciudadanos requieren unas políticas más sociales y una asistencia sanitaria sostenible en el tiempo, universal y de calidad

21 Jul Los ciudadanos requieren unas políticas más sociales y una asistencia sanitaria sostenible en el tiempo, universal y de calidad

Desde la FeSP-UGT de Castilla y León hemos instado a todos los partidos políticos con representación en el Congreso a oponerse a la ratificación del Proyecto de Real Decreto sobre Unidades de Gestión Clínica (UGC)

Hemos pedido su pronunciamiento porque el pasado 7 de julio se despachó en la sesión del Consejo de Estado (en Comisión Permanente) el Proyecto de Real Decreto por el que se establecen las características y los principios generales de la gestión clínica y se fijan las bases para la implantación de las Unidades de Gestión Clínica en el ámbito de los Servicios de Salud. Este Dictamen (35/2016) aún no se ha hecho público.

Bajo la creación de las UGC se esconden realidades o proyectos diferentes, aparecidos en diferentes momentos temporales son pues, proyectos de apariencia similar, por su nombre, pero de contenidos radicalmente diferentes. Así tenemos las Comunidades de Andalucía, Asturias, Castilla y León y Galicia.

El modo de UGC se ha estado defendiendo con dos características importantes, participación y autonomía profesional cuando la realidad es que lo único que promueve es la creación de Unidades Independiente en el seno de la Sanidad Pública, Centros Hospitalarios y Centros de Salud. Se trata de un Recorte de Recursos con implicación de los profesionales.

Se habla de los nuevos retos que afronta el Sistema Nacional de Salud: mejorar la Sostenibilidad (se mejora con financiación, modificando los criterios de la misma, aumentando ingresos y mejorando la gestión económica y asistencial). Mejorar la Suficiencia (con modificaciones para garantizar la Universalidad de la prestación sanitaria y revisión de la cartera de servicios). Mejorar la equidad (la única forma es destacando la calidad del sistema y la cohesión entras las propuestas). Mejorar la racionalidad (mejorando los sistemas de información y gestión). Y de mejora la Gobernanza ( con la transparencia y la participación).

Para UGT el modelo  de las UGC, es una vía de ruptura con los marcos actuales de Gestión y Provisión de Servicios Sanitarios abriendo la puerta a la privatización a la vez que implica una ruptura de los marcos laborales y de negociación y participación sindical, quedando los trabajadores en una situación de desprotección llamativa.

Para UGT, las UGC no pueden ser espacios ajenos a los ámbitos de pactos, acuerdos, o convenios colectivos firmados.

Existen tres Riesgos importantes:
1. Gestión Privada: se deja a los profesionales gestionar, incentivándoles si ahorran en el presupuesto asignado, que ya aclara el proyecto de R.D. que las UGC no supondrán un incremento de  puestos de trabajo, aumento de estructuras o costes.

¿Si tengo el mismo presupuesto, los mismos profesionales y recibo incentivos, dónde está la mejora de la calidad. Habrá pues una selección de usuarios o selección de medidas diagnósticas o de tratamiento que me lleven a tener rentabilidad?

Nombramiento de los responsables mediante el procedimiento de libre designación.

2. Se rompe la relación laboral saliéndose de la normativa vigente sobre selección y provisión de los puestos de trabajo quedando los trabajadores desprotegidos.

3. Falta de Control de estas UGC.

El nuevo Proyecto de UGC a nivel nacional deja total libertada a las CC.AA para su regulación y para su implantación por lo que algunas CCAA están a la espera de la definición del modelo estándar para tener una justificación legal para su desarrollo.

El. R.D. marca unos factores para decidir su implantación o creación: intereses profesionales, necesidades detectadas, demandas de la población, estructura del Servicio de Salud y por último Criterios de los responsables del Servicio de Salud, que al final es lo que predomina en esta Comunidad.

Aclara el R.D. que la creación de UGC en ningún caso supondrá incremento de puestos de trabajo, aumento de estructuras o costes.

Deja libertad en la vigencia y autoriza Alianzas estratégicas a proyectos de gestión compartida entre los distintos centros sanitarios de la Red Pública.

Si a esto añadimos que el Proyecto de R.D. ha sido elaborado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en un ámbito diferente al Ámbito de la Negociación Colectiva que le es propio sufriendo el requerimiento por parte del Defensor del Pueblo en cuanto a la Vulnerabilidad de la negociación colectiva;   las  reticencias de los profesionales, así como la judicialización que se ha llevado a cabo de las mismas en Castilla y León, Galicia y Asturias. UGT insiste en que es un proyecto que debe suspenderse hasta que exista un dialogo suficiente sobre las causas de los fallos de la sanidad pública y de los fallos de la gestión de dicha sanidad.

UGT no puede considerar la salud como un negocio aunque los centros privados puedan beneficiarse de ello.

Lo que queda en el proyecto de R.D.  en suspenso son:

1. La figura y las condiciones de quien lidere las UGC así como su financiación
2. Asegura que su instauración no supondrá coste alguno
3. Prevé incentivos para aquellos que obtengan buenos resultados
4. Las UGC disponen de autonomía para la organización y la gestión
5. Real Decreto aclara que serán evaluadas al concluir el ejercicio anual.

Para UGT predomina en esta nueva forma de gestión los criterios empresariales siendo los directores de las unidades meros gerentes de empresas.

Se crean empresas dentro de los hospitales donde hay muchos profesionales dedicados a tareas muy específicas y muy distintas y que se necesitan mucho entre sí.

El siguiente paso puede que sea convertir las UGC en empresas al estilo de las Entidades de Base Asociativa (EBA), empresas constituidas total o parcialmente por profesionales sanitarios que establecen una relación contractual con el Servicio Público de Salud para ofrecer servicios sanitarios a cambio de una financiación capitativa.

Todas estas reflexiones, reticencias y preguntas sin contestar llevan a UGT a oponerse a la creación de las UGCS tal y como está definidas y a pedir el pronunciamiento en contra del R.D. a todos los partidos políticos, junto con una apuesta firme por una sanidad equitativa, universal y gratuita para todo.

El papel todo lo aguanta, pero los ciudadanos requieren unas políticas más sociales y una asistencia sanitaria sostenible en el tiempo, universal y de calidad.