Los Jóvenes de la Comunidad arrinconados entre el desempleo y la emigración obligatoria

11 Ago Los Jóvenes de la Comunidad arrinconados entre el desempleo y la emigración obligatoria

En el Día Mundial de la Juventud, que se celebra mañana, 12 de agosto, UGT Castilla y León denuncia la situación de los jóvenes en el mercado laboral de nuestra Comunidad, caracterizada por la temporalidad, la precariedad y los salarios bajos, tanto que puede existir hasta un 40% de diferencia entre el salario de un joven y otro trabajador que realizan la misma labor. Las medidas del Gobierno, como la Reforma Laboral, no hacen sino empeorar esta situación, y el Plan de Garantía Juvenil es, a todas luces, insuficiente, ya que solo registra al 8% del total de los jóvenes en desempleo. Para UGT Castilla y León, es imprescindible implementar un plan de choque juvenil que genere empleo de calidad y unas retribuciones dignas para la cualificación de este colectivo, que no les aboque a más pobreza y desigualdad y a una emigración obligada que les impida generar un proyecto de vida digno.

En el Día Mundial de la Juventud, mañana, 12 de agosto, la Unión General de Trabajadores conmemora el treinta aniversario de la adopción, por parte de la ONU, de medidas específicas para la juventud. Sin embargo, a pesar de que en este tiempo muchas cosas han cambiado para los jóvenes de nuestra Comunidad, lo que siempre permanece es la precariedad en el empleo.

UGT Castilla y León denuncia que muchos de los cambios producidos en materia de empleo en este periodo, como los generados por la Reforma Laboral, han mermado la calidad de trabajo, implementando una pérdida de derechos en los jóvenes que acceden al mercado laboral.

El Gobierno desahucia a nuestros jóvenes, arrinconándoles prácticamente al autoempleo y la subcontratación, o directamente a la emigración forzada y obligatoria, arrastrados por la necesidad. Para los jóvenes que consiguen un empleo, solo les quedan condiciones laborales marcadas por la temporalidad y la precariedad, con unos salarios cada vez más bajos que no se corresponden a la categoría que poseen y que les impiden generar un proyecto de vida.

Pese a que la tasa de paro de la población menor de 30 años de Castilla y León se encuentra por debajo de la media de España y la tasa de empleo es similar, el porcentaje de inactivos/inactivas es 3 puntos porcentuales superior a la media. En la actualidad el 43,4% de los jóvenes de 16 a 29 años, el 36,9% está trabajando y el 19.7% está en paro.

Las condiciones laborales de las personas jóvenes asalariadas de la Comunidad están marcadas por la fuerte incidencia de la sobrecualificación y la temporalidad laboral. El 61,1% de las personas asalariadas de menos de 30 años que no cursan estudios desempeñan un trabajo que requiere una cualificación inferior a la poseída.

El 95,3% de las nuevas contrataciones a jóvenes entre 16 y 29 años fueron de carácter temporal. Tan solo el 4,7% de los contratos efectuados a jóvenes fueron indefinidos.

En este marco, UGT Castilla y León exige que el acceso al empleo nunca sea por vía de la precariedad y reivindica:

– Un plan de choque de empleo juvenil que permita disminuir la tasa de desempleo y potenciar la creación de empleo en I+D+I. Este plan tiene que incluir también medidas dirigidas a la juventud excluida por falta de formación, experiencia y en riesgo de exclusión social.

– Implementar una Garantía Juvenil que facilite trabajo y educación de calidad orientada hacia el mercado laboral mediante la colocación inmediata en un puesto vacante a través de los Servicios Públicos de Empleo, con una oferta de formación y asesoramiento laboral de calidad.
– Terminar con las diferencias salariales que caracterizan al empleado joven respecto al resto de sus compañeros.

– Adecuar el puesto de trabajo a la titulación de cada trabajador y mejorar el sistema educativo, vinculándolo al sistema productivo.

– Conseguir la igualdad de oportunidades en el mercado laboral, poniendo en marcha medidas para facilitar la emancipación y puestos de trabajo de calidad que nos igualen al resto de Europa.

– Subir el SMI, ya que el actual no da una visión real del nivel de vida existente en nuestra Comunidad.

– Reforzar los recursos de los Servicios Públicos de Empleo para que mejoren la empleabilidad, además de facilitar la inserción de los desempleados jóvenes.

Noticias Relacionadas