Manifiesto de UGT y Comisiones Obreras frente a la crisis en Castilla y León

09 Mar Manifiesto de UGT y Comisiones Obreras frente a la crisis en Castilla y León

Creemos que:

1.- Estamos inmersos en una crisis económica internacional, que afecta a España y a Castilla y León de manera particular. Parte de la crisis está originada por un trasnochado y equivocado modelo productivo, cuyo desplome ha supuesto la destrucción de empleo, la caída del consumo y de la inversión y el deterioro de las expectativas, así como un severo ajuste de la producción que se ha ido extendiendo de la construcción hasta el resto de los sectores.

2.- Esta crisis, que se originó por las malas prácticas e insuficiente regulación del sistema financiero, pone de manifiesto el fracaso de las tesis “neoliberales” y de un modelo económico que ha demostrado sus grandes debilidades. Su gravedad es evidente. Las empresas, en ausencia de una demanda suficiente para sus productos y servicios, se están lanzando a una masiva reestructuración del empleo.

3.- La crisis, que es una crisis de demanda, está afectando a todas las industrias.  En nuestra Comunidad perjudica especialmente al sector de automoción y componentes y a los servicios, aunque su repercusión se nota en toda la economía en general.

4.- Estamos ante una crisis de empleo de grandes proporciones que está generando situaciones insostenibles para millones de trabajadores. En España tenemos más de  3.500.000 parados y en Castilla y León superamos los 167.000 en datos del mes de febrero. Lo peor es que, con total seguridad, se incrementarán en los próximos meses ante la prolongación de la situación de desaceleración económica. Esta crisis de empleo tiene las siguientes características:

– Las empresas se están deshaciendo masivamente de los trabajadores con contrato temporal, incidiendo de manera especial en los colectivos de jóvenes y mujeres.

– Están utilizando sistemáticamente, con motivo o sin él, los Expedientes de Regulación de Empleo como un método para facilitar el despido masivo sin que existan verdaderas causas objetivas para ello en algunos casos. El número de trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo, en el año 2008, se ha multiplicado por tres.

– La negociación colectiva está interrumpida por la negativa de muchos empresarios a tratar con la representación sindical ninguna mejora laboral. En el peor de los casos, las empresas están presentando, sin ningún rubor,  medidas para empeorar las condiciones laborales actuales.

En este Contexto consideramos que:

1.- Para contener la crisis económica y el consiguiente incremento del número de desempleados, es imprescindible inyectar liquidez al sistema y superar la contracción del crédito que ahoga a familias y empresas. Para la recuperación de la actividad es también fundamental devolver la capacidad de compra a los salarios más bajos y, sobre todo, estabilizar el empleo.

2.- La salida no puede pasar por el abaratamiento del despido, sino por el empleo estable, los servicios y productos de calidad y por la protección de los trabajadores. Se ha de superar el viejo cliché de la reducción de plantilla y/o su flexibilidad extrema como único mecanismo de su supervivencia o de mejora de los resultados.

3.- Es el tiempo de que las empresas pequeñas y medianas, una vez superadas sus dificultades, tomen la iniciativa e impulsen un nuevo modelo productivo, que propicie un verdadero cambio en la actividad industrial y de los servicios, con productos de mayor valor añadido, donde las prestaciones laborales estén mejor valoradas para que los trabajadores y trabajadoras sean la parte principal del conjunto productivo y se oriente el resultado a la consecución de una sociedad más justa y sostenible.

4.- Es necesario que todas las Administraciones Públicas trabajen conjuntamente, coordinando y compartiendo esfuerzos para salir de la crisis cuanto antes y para combatir sus  peligrosos efectos.

5.- Reclamamos más y mejor empleo, lucha generalizada contra el paro, consolidación del tejido productivo y más industria y servicios de calidad.

Exigimos:

A LAS ENTIDADES FINANCIERAS:

– Que, dada la alta cuota de responsabilidad que tienen en la crisis, favorezcan la financiación las empresas a fin de que éstas mejoren su liquidez, máxime teniendo en cuenta que el Estado está inyectando en la banca grandes cantidades de dinero para que estas entidades asuman un riesgo que hoy en día no están asumiendo.

A LAS EMPRESAS:

– Que mantengan el empleo y que renuncien a un uso indebido de los Expedientes de Regulación de Empleo como método para realizar ajustes de plantillas no necesarios y más baratos.

– Que mantengan el poder adquisitivo de los trabajadores, frente a la pretensión de algunas asociaciones patronales de negociar a la baja las revisiones salariales y los nuevos salarios.

– Que renuncien al chantaje de la moderación salarial como medio engañoso de salvar el empleo existente. No a la congelación salarial y a los recortes en los salarios.

– Que ayuden a fortalecer la negociación colectiva y a convertir los salarios en motor sostenible del consumo y del crecimiento.

– Que cumplan con el deber de información y consulta a los trabajadores y sus representantes y a la exploración y uso de otras alternativas al despido de los trabajadores y trabajadoras.

– Que impulsen un nuevo modelo productivo, basado en la innovación, la incorporación de más valor añadido en productos y servicios y el reconocimiento del trabajo como un bien social de primera magnitud.

AL GOBIERNO DE ESPAÑA:

– Se mantenga firme y no ceda a las presiones de las organizaciones patronales, que pretenden que la crisis la paguemos los trabajadores, abaratando más aún el despido e implantando nuevos modelos de contratos de trabajo que favorezcan la precariedad laboral.

– Que desarrolle iniciativas para concertar en el seno del Diálogo Social un acuerdo sobre protección social y economía productiva.

A LA JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN:

– Queremos el urgente desarrollo del conjunto de medidas pactadas en el Consejo del Diálogo Social y firmadas el pasado 16 de febrero. Se trata de las medidas propuestas por UGT y CCOO en las mesas de negociación y que se orientan a paliar los efectos de la crisis en los trabajadores mas golpeados por la situación, que han sido despedidos, que están inmersos en expedientes de regulación temporal o que, desgraciadamente no han generado prestaciones por desempleo y tienen riesgo de exclusión social.

– Queremos que, sin mayor dilación, ejecute las medidas que diseñó unilateralmente para afrontar la crisis (las 27 medidas de mayo de 2008, salvo la de libertad de horarios comerciales a la que nos oponemos). Mostramos nuestra preocupación porque apenas tenemos información sobre este primer paquete de medidas.

– Para que Impulse el cambio de modelo productivo en nuestra Comunidad,  desarrollando los objetivos y acciones establecidos en el Acuerdo Marco para la Competitividad e Innovación Industrial de Castilla y León.

– Y, dentro de dicho marco, desarrolle planes de acción de impulso competitivo en las provincias de nuestra Comunidad, especialmente en aquellas que presentan tasas de convergencia en renta muy inferior a la media de la Unión Europea.

CONTRA EL DESPIDO COMO SOLUCIÓN A LA CRISIS

POR EL MANTENIMIENTO DEL EMPLEO

POR UN NUEVO MODELO PRODUCTIVO

POR EL MANTENIMIENTO DEL PODER ADQUISITIVO DE LOS TRABAJADORES

Calendario de movilizaciones contra la crisis en Castilla y León

Los sindicatos UGT y CCOO hemos convocado un calendario de movilizaciones en Castilla y León para protestar por los efectos de la crisis en los trabajadores y trabajadoras de nuestra Comunidad. Con las concentraciones y manifestaciones previstas y las que ya se han realizado en Burgos y Miranda de Ebro los sindicatos UGT y CCOO exigimos una protección especial para los desempleados, que se detenga la sangría de puestos de trabajo y que todos trabajemos para modificar un modelo productivo que ha demostrado su vulnerabilidad y su inestabilidad.

Las movilizaciones tendrán como lemas “Contra el despido como solución a la crisis”, “Por el mantenimiento del empleo” “Por un nuevo modelo productivo” y “Por el mantenimiento del poder adquisitivo de los trabajadores”. El comunicado conjunto elaborado para la movilización contiene reivindicaciones a todos los estamentos. A las entidades financieras se les exige que otorguen créditos máxime cuando están recibiendo grandes sumas de dinero público para ello, a las empresas les reclamamos que no hagan pagar a sus trabajadores una situación de la que no tienen culpa ninguna, al Gobierno estatal le exigimos que no ceda a las presiones de una patronal que desea seguir desregulando el empleo bajo la excusa de la crisis y a la Junta de Castilla y León le demandamos con urgencia que desarrolle las medidas firmadas el pasado 16 de febrero. Se trata de las medidas que hemos propuesto los sindicatos CCOO y UGT para paliar los efectos de la crisis en los trabajadores más golpeados por la situación. La urgencia viene determinada porque tres semanas después de esa firma aún no tenemos noticias de su desarrollo normativo. Más sangrante es aún la falta de noticias sobre las 27 medidas que estableció unilateralmente el propio Gobierno regional y que aún no tienen ejecución. Exigimos que las ponga en practica, excluyendo la ampliación de los horarios comerciales.

Las movilizaciones previstas tienen el siguiente calendario:

14 de marzo.- Manifestación en Soria

17 de marzo.- Manifestación en Avila y Concentración en Aranda de Duero

23 de marzo.- Manifestación en Segovia

24 de marzo.- Concentración de delegados y delegadas en Valladolid

25 de marzo.- Concentración en Ponferrada y Manifestación en León

26. de marzo.- Manifestación en Palencia y Salamanca

30 de marzo.- Manifestación en Zamora

15 de mayo.- Manifestación regional en Valladolid

Hay que recordar que el pasado 26 de febrero tuvo lugar una manifestación por el empleo en Burgos y ayer, 5 de marzo, tuvo lugar la manifestación conjunta celebrada en Miranda de Ebro.

Noticias Relacionadas