Para UGTCyL la recuperación económica sigue sin llegar a los hogares de nuestra Comunidad

14 Oct Para UGTCyL la recuperación económica sigue sin llegar a los hogares de nuestra Comunidad

10 de cada 100 hogares castellano y leoneses llega con mucha dificultad a final de mes; en torno a 28,7 hogares de cada 100 no tienen capacidad para hacer frente a gastos imprevistos; en torno a 17.000 hogares en nuestra Comunidad padecen pobreza severa según el última Encuesta sobre Condiciones de Vida (ECV) del INE. La tasa de riesgo de pobreza y exclusión social de las persona ocupadas es del 17,6% y 60 de cada 100 desempleados se encuentran en ese riesgo. La estimación de esta Tasa AROPE-2015 para Castilla y León sitúa a más de 150.000 ocupados y más de 160.000 desempleados en riesgo de pobreza.

En un contexto de explosión de los indicadores de pobreza, cuya evolución no ha dejado de ser negativa en los últimos años -aunque más moderada-, y en el que influye decisivamente un Mercado de Trabajo absolutamente precarizado por la Reforma Laboral, estamos asistiendo a un afianzamiento de los procesos de empobrecimiento y desigualdad de la población, originados en la crisis, ampliados y cronificados por las medidas político-económicas puestas en marcha para su abordaje.

Si bien los datos muestran una leve moderación en el avance de la pobreza en Castilla y León, la mejoría de la situación económica no se ve reflejada de una forma contundente y lejos de prever un retorno a la situación anterior a la crisis lo que indican es el continuo afianzamiento de una bolsa de pobreza demasiado nutrida y que adquiere naturaleza estructural.

Son los nuevos pobres, personas para las que tener un trabajo no supone una garantía frente a la pobreza, víctimas de la profunda transformación experimentada por el mercado de trabajo que está sobredimensionando los contratos temporales, a tiempo parcial y favoreciendo las rotaciones de trabajadores hasta límites insospechados. Este triple precariedad está incrementando tanto la dualidad entre trabajadores como los sueldos míseros.

La crisis, las consecuencias de la reforma del mercado laboral y las políticas sociales del Gobierno, que han hecho descender drásticamente la protección social (sólo el 45% de los desempleados de Castilla y León perciben algún tipo de prestación), nos llevan a una de las peores conclusiones de la descripción de la pobreza y exclusión social en el Día Internacional de la Erradicación de la Pobreza: el proceso se identifica, se cronifica y se extiende, arrastrando al colectivo más vulnerable: la población infantil y juvenil, así como a los pensionistas que, si nada lo impide, seguirán perdiendo poder adquisitivo en 2017.

La situación que vivimos se ve agravada por las mal llamadas políticas de “austeridad” impuestas por la UE. El sistema permite, además, el fraude y la elusión fiscal de las grandes empresas y fortunas. Cada vez hay más fondos y grandes bancos españoles que operan en paraísos fiscales. Se negocia, a nuestras espaldas, tratados comerciales que van a hipotecar nuestro bienestar y el de futuras generaciones. Tratados como el TTIP, el CETA o el TISA.

Por ello, nos oponemos a los tratados de libre comercio que ahondan la brecha de la desigualdad y amenazan la democracia; acuerdos que afectarán negativamente a los servicios públicos y a los derechos laborales; que reducirán el derecho a la salud y, sobre todo, limitarán nuestro derecho y capacidad para construir y lograr una sociedad más justa.

Para hacer frente a esta realidad, desde UGT Castilla y León apostamos por mecanismos permanentes de protección social, de amplia cobertura y bien dotados económicamente. Es necesario avanzar en los mecanismos de los que ya disponemos y las medidas comprometidas en acuerdos recientes del Diálogo Social que afectan a este tema, para reformar su cobertura, ampliar y diversificar la atención a la necesidades, flexibilizar el acceso,… En definitiva, dimensionar la Red de Protección nacida en el marco del Diálogo Social.

Exigimos soluciones basadas en Derechos y Justicia para atajar las desigualdades y frenar el incremento de la pobreza y de las desigualdades. Una Justicia Fiscal a través de políticas tributarias justas, progresivas y suficientes, que sostengan las políticas sociales.

¡No a la pobreza! ¡No a la desigualdad! ¡Soluciones con derechos!

INFORME POBREZA CASTILLA Y LEÓN