Sector agroalimentario. La industria del oeste de Castilla y León necesita resurgir de sus cenizas

05 Oct Sector agroalimentario. La industria del oeste de Castilla y León necesita resurgir de sus cenizas

Evelio Angulo, vicesecretario general de UGTCyL, y Susana Pérez, vicerrectora de Investigación y Transferencia de la Universidad de Salamanca en la rueda de prensa previa a la jornada sobre el sector agroalimentario en Castilla y León

Evelio Angulo, vicesecretario general de UGTCyL, y Susana Pérez, vicerrectora de Investigación y Transferencia de la Universidad de Salamanca

El modelo industrial de Castilla y León necesita resurgir de sus cenizas, fundamentalmente en la zona oeste de nuestra Comunidad. Así se manifestaba el vicesecretario general de UGTCyL, Evelio Angulo, en los momentos previos a la inauguración de la jornada “Diseño de una estrategia conjunta entre entes públicos, organizaciones y empresas agroalimentarias de Castilla y León”. En ella se ha tratado sobre el estudio encargado por la Junta de Castilla y León, a través de ITACyL; que va a desarrollar UGTCyL con la participación de la Universidad de Salamanca, sobre las capacidades, recursos y competencias del sistema científico en relación al sector agroalimentario en Salamanca. Este estudio es importante de cara al debate sobre las importantes aportaciones que la investigación e innovación pueden hacer en dicho sector.

El agroalimentario es uno de los seis sectores integrado en el convenio marco de competitividad industrial, que determina la RIS3, junto al de automoción, energético, de la salud y calidad de vida, de protección del hábitat y la cultura, turismo y lengua castellana.

Sector agroalimentario como factor de competitividad

Por lo tanto, este estudio, manifestó Angulo, servirá para que la industria agroalimentaria pueda ser un factor de competitividad y mejora de las condiciones de vida del conjunto de la ciudadanía castellana y leonesa. Identificando los recursos y las capacidades de las empresas agroalimentarias de Salamanca es factible promover el desarrollo de un sistema científico, abordando tanto la innovación como las dificultades de financiación, para conseguir simplificar los procedimientos y el desarrollo de proyectos mediante acciones transversales con todos los actores del sector.

Las conclusiones de este estudio se trasladarán a la negociación del IV Acuerdo Marco de Innovación y Competitividad Industrial en Castilla y León, que marcará la política industrial de la Junta durante los próximos 4 o 6 años. Nuestra pretensión, manifestó el vicesecretario general de UGTCyL, es demostrar que la actividad productiva de nuestra Comunidad no puede asentarse solo en un sector porque supone castigar a la zona oeste de Castilla y León a actividades productivas de bajo valor añadido.

En este sentido, Angulo indicó que nuestra obligación es “movilizar posiciones políticas” para que el próximo Plan Director de Industria se base en los seis sectores de la RIS3. Lo que no es de recibo son planes territoriales de fomento que entren en competencias irracionales entre los territorios de Castilla y León.

La imprescindible colaboración de la USAL

Por su parte, la vicerrectora de Investigación y Transferencia de la Universidad de Salamanca, Susana Pérez, recordó el gran potencial de la USAL en el sector de la industria agroalimentaria. En este sentido se refirió a la existencia de numerosos grupos de investigación que trabajan en este ámbito y se puso a disposición de las industrias agroalimentarias para ofrecerles soluciones a sus problemas.