TCM-UGT reclama un análisis profundo y sosegado sobre la supresión de los peajes en Castilla y León

18 Mar TCM-UGT reclama un análisis profundo y sosegado sobre la supresión de los peajes en Castilla y León

Respecto a las manifestaciones realizadas por CCOO y publicadas en su página web, en relación a la supresión de peajes por la vía del rescate en la Comunidad de Castilla y León, e integrando a nuestro sindicato en dicho discurso, desde la Federación de Transportes, Comunicaciones y Mar de la UGT de Castilla y León se considera necesario precisar que:

Desde TCM-UGT no se ha solicitado la supresión, rescate o reversión al estado, de ningún peaje; no siendo ni siquiera de forma excepcional la línea de actuación de este sindicato.

Para TCM-UGT se hace necesario poner de manifiesto, a diferencia de la actuación apuntada por CCOO en su comunicado de fecha 11 de marzo de 2011, que nuestra organización defiende la racionalización y homogeneización de los sistemas de financiación de las infraestructuras no sólo en el Estado si no también en el conjunto de la UE, por cuanto el compromiso de nuestra organización pasa por combinar adecuadamente “sostenibilidad” y “movilidad”, garantizando, así mismo la igualdad de oportunidades. Además no podemos perder de vista que desde 1999 la UE viene señalando (Libro Blanco del Transporte) que no se pueden generar indefinidamente nuevas infraestructuras para el transporte, ni mantener las que ya se tienen sin repercutir sus costes, ya sea a través del principio del “pago por uso”, tan enraizado con el principio de “quien contamina paga” como lo puede estar la directiva relativa a la internalización de los costes externos asociados al transporte.

Las medida que exige CCOO representa la destrucción de puestos de trabajo en uno de los peores momentos de la historia moderna de nuestro país en lo relativo a la ocupación, tanto por lo que les supone directamente a los trabajadores de las concesionarias de autopistas, como por el efecto de deslocalización y dumping social que automáticamente lleva aparejado el brusco cambio de las reglas de juego y actual equilibrio territorial.

Por este motivo, y tal como ocurre en otras comunidades, desde TCM-UGT proponemos la constitución de un Grupo de trabajo específico, conformado por las administraciones implicadas, los partidos políticos, los agentes sociales y las sociedades concesionarias, éstas últimas también en calidad de colaboradoras en la gestión de la movilidad, para debatir y consensuar medidas que sirvan para el establecimiento de “un modelo eficiente, homogéneo y racional de vías de alta capacidad” en nuestra comunidad, garantizando que dichas medidas no tengan un impacto negativo sobre el trabajo, dentro o fuera de las empresas concesionarias, sino todo lo contrario.

Entendemos que medidas como las planteadas, deben tener un debate mucho más profundo e incluido en políticas globales, más en momentos como el actual que la situación de crisis existente, parece que no es la medida más factible en el corto plazo y sin un debate mucho más profundo.

Y en todo caso tampoco podemos olvidar uno de los elementos más importantes, que son las personas que actualmente están trabajando, y que desde luego merece el mayor de los respetos y defensa por nuestra parte.