UGT Castilla y León defiende la fusión de las Cajas de Ahorro de la Comunidad bajo la supervisión del Banco de España

05 Oct UGT Castilla y León defiende la fusión de las Cajas de Ahorro de la Comunidad bajo la supervisión del Banco de España

Desde UGT Castilla y León se defiende una fusión supervisada por el Banco de España, reiterando, una vez más, que el Sindicato no permitirá que sean los trabajadores quienes paguen bien con su puesto de trabajo o con sus condiciones laborales, el nacimiento de la Gran Caja que Castilla y León necesita.

UGT es partidaria de una fusión que englobe las seis Cajas, pero como paso previo se acepta la fusión a tres; sin renunciar a la búsqueda de fórmulas que eviten la marginalización de las Cajas Rurales.

Nuestra Comunidad necesita una Caja de Ahorros fuerte y solvente, con una Obra Social potente como mejor garantía tanto para sus impositores, como para las empresas y sus trabajadores.

Una Caja que sea capaz de adquirir una dimensión de recursos y potencialidades cualitativamente superiores a la mera suma de las entidades que se fusionan; que genere más inversión y más acción social en Castilla y León y, por último, que garantice el empleo y los derechos de los trabajadores de la Caja, homologando sus condiciones laborales.

Esta fusión, no debe de afectar a los más de 8.000 trabajadores que integran las plantilla de las Cajas. Por lo tanto, UGT exigirá a las tres Cajas en proceso de estudio para la posible fusión que no tengan en consideración ningún documento que no recoja el protocolo laboral.

Protocolo Laboral que debe de recoger con claridad, el mantenimiento del empleo; la equiparación de las mejores condiciones salariales y laborales; una valoración real del coste económico en lo relativo al ámbito laboral y, lo más importante, la obligación de discusión y firma del protocolo laboral por la representación de las Secciones Sindicales de las Cajas como paso previo a la iniciación del proceso.

En cuanto a la modificación de la Ley de Cajas de Ahorro de Castilla y León, UGT es partidaria que no sea una mera reforma de la ley de cajas sino que debería de abordar también una regulación del sector financiero de la Comunidad.

También la Organización se niega a que siga habiendo más aplazamientos en la elección de los representantes de los impositores y de los trabajadores, escudándose en que las cajas se encuentran inmersas en un proceso de fusión.

Desde UGT Castilla y León hará valer un documento en el que se recogen cuatro ejes, que para la Organización son fundamentales:

– Consolidación de la naturaleza jurídica y el carácter social de las Cajas, con una especial vigilancia a posibles procesos de privatización que se puedan producir sobre todo en lo referido a las cuotas participativas.

– El refuerzo de la implicación de las Cajas en el desarrollo de Castilla y León.

– Avanzar hacia un nuevo modelo de Obra Social.

– La modificación de la composición de los órganos de gobierno de las Cajas de Ahorros.

Por último, dejar muy claro que desde el Sindicato no se está de acuerdo con la posible limitación en la pertenencia a los órganos de gobierno en función de la profesionalización; y por otro lado es necesario fijar un régimen muy estricto en cuanto a las incompatibilidades de los miembros de consejos y comisiones de control.