UGT Castilla y León pide la implicación de la Junta en el desarrollo de la Ley Antitabaco

31 May UGT Castilla y León pide la implicación de la Junta en el desarrollo de la Ley Antitabaco

UGT Castilla y León apoya la modificación de la Ley Antitabaco, porque aboga por la salud de los/as trabajadores/as del sector de hostelería, restauración y ocio nocturno; al ser los únicos trabajadores que actualmente no están protegidos por la ley, los únicos que están expuestos al humo ambiental del tabaco, y por tanto, los que tienen más probabilidades de contraer enfermedades causado por el tabaco.

El objetivo principal del Ministerio de Sanidad y Política Social para la reforma de la ley en cuanto a la regulación de espacios libres de humos es la protección de la salud de todos los ciudadanos frente al humo ambiental del tabaco. Además, esta norma cuya entrada en vigor está prevista el 1 de enero de 2011, podría tener un efecto adicional, al estimular a los fumadores a dejar de fumar.

La obligación del empresario es la de garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores a su servicio frente a la exposición a los riesgos propios del centro y del puesto de trabajo, así como llevar a cabo una adecuada vigilancia de la salud.

La dependencia del tabaco, es una enfermedad y por ello debe tratarse como una cuestión de salud pública. UGT Castilla y León reitera la necesidad de que las modificaciones previstas en la Ley conlleven la inclusión de medidas que favorezcan la deshabituación tabáquica y el acceso gratuito a las mismas.

El Sindicato considera importante que el Día Mundial sin Tabaco 2010 se centre en las mujeres, cuya tasa de tabaquismo sigue aumentando. Al mismo tiempo, es prioritario proteger de la exposición al humo de tabaco a todos los trabajadores/as, especialmente de la hostelería, restauración y ocio nocturno, ya que, como ya se ha indicado, son los únicos trabajadores que actualmente no están protegidos por la ley.

En definitiva, UGT Castilla y León confía no sólo en que se alcance el consenso político necesario para lograr lo antes posible la aprobación de la Ley Antitabaco, que deberá estar en pleno funcionamiento en 2011, sino en que la Junta de Castilla y León lleve a cabo un paquete de medidas complementarias a nivel autonómico, buscando la homogeneización de las actuaciones y una aplicación real y eficaz de las medidas antitabaco.

Noticias Relacionadas