UGT y CCOO exigen ya la retirada de las bases reguladoras de las ayudas para las personas afectadas por Erte y autónomas que reinicien la actividad

07 Jul UGT y CCOO exigen ya la retirada de las bases reguladoras de las ayudas para las personas afectadas por Erte y autónomas que reinicien la actividad

Ante el grave incumplimiento por parte de la Junta de Castilla y León de los acuerdos firmados en el marco del Diálogo Social, el pasado día 25 de marzo, las organizaciones sindicales UGT y CCOO y la patronal Cecale hemos remitido una carta a la nueva consejera de Empleo e Industria, Ana Carlota Amigo. En ella exigimos la retirada inmediata de las bases reguladoras de las ayudas para los trabajadores y trabajadoras afectados por Erte, y a las personas trabajadoras autónomas que reinician sus actividades laborales, publicadas en el Bocyl del pasado jueves día 2 de julio.

Los dirigentes de ambas organizaciones sindicales demandan que se cumplan con los acuerdos del 25M y Papecyl 2020, de cara a que estas ayudas lleguen a todas las personas trabajadoras más necesitadas como consecuencia de la pandemia. “Es más, demandamos a la Junta que se publiquen las bases reguladoras consensuadas en el ámbito de la Comisión Permanente del Diálogo Social y el Consejo Regional de Trabajo”, ratifican ambas Ejecutivas.

Esta determinación se ha tomado en el transcurso de la reunión que han mantenido, durante la mañana del martes día 7 de julio, los responsables de los dos sindicatos mayoritarios de Castilla y León.

De no cumplir la Junta con estas demandas, las consecuencias serían muy serias para cerca de 40.000 trabajadores y trabajadoras que se encuentran en Erte; así como para otras 30.000 personas autónomas ante el reinicio de su actividad económica. En el caso de los Erte afecta a personas trabajadoras de sectores como los de la limpieza, hostelería, comercio, colectividades, construcción…

Como consecuencia de la modificación de las bases reguladoras se dejan fuera a las personas afectadas por Erte debido a causas económicas, técnicas, organizativas y de producción, expedientes que han sido negociados y acordados con la intervención de las empresas y la representación legal de las personas trabajadoras, en ambos casos teniendo en cuenta los parámetros que marcaban los acuerdos alcanzados en primera instancia, es decir,  los del 25 de marzo.

En estas nuevas bases, las publicadas el pasado día 2 de julio, se ha cambiado el número de personas afectadas por centro de trabajo, a establecer que solo podrán solicitar las ayudas aquellas personas de empresas que en ellas presten servicio menos de 250 trabajadores y trabajadoras. Se ha pasado de 15 a 45 como jornadas mínimas para tener derecho a estas ayudas. Se ha reducido el beneficio de 180 jornadas de derecho a la ayuda, a tan solo la mitad: 90 jornadas. Y también por falta presupuestaria.

En el caso de los autónomos por falta de presupuesto y concepto de ingresos.

Tanto para UGT como para CCOO este proceder ha supuesto un serio varapalo para el proceso de negociación del Diálogo Social. “Por todo ello, exigimos al presidente de la Junta, una vez más y de manera inmediata, que cumpla con lo pactado y no genere un problema de confianza con los sindicatos mayoritarios de Castilla y León”, subrayan sus responsables.

En este sentido, esperamos la convocatoria inmediata del Consejo del Diálogo Social tal y como ya lo hemos solicitado. En dicho marco esperamos encontrar soluciones para el cumplimiento de los acuerdos alcanzados el 25M, así como para el contenido del Papecyl 2020.

Los dos sindicatos y la patronal procederán a llevar a cabo diversas actuaciones en el ámbito autonómico y provincial, junto con las personas trabajadoras y empresas afectadas. También solicitaremos reuniones con todos los representantes de los diferentes grupos políticos parlamentarios de las Cortes Regionales y con los delegados territoriales de la Junta en cada provincia con el objetivo de intentar revertir esta situación.