UGT reclama a Adif diálogo para llegar a solucionar los problemas pendientes

17 Jul UGT reclama a Adif diálogo para llegar a solucionar los problemas pendientes

El Secretario Estatal del Sector Ferroviario de SMC-UGT, Ángel Ruiz, ha denunciado la posición de cerrazón de Adif para mantener un diálogo necesario para solucionar los problemas existentes, problemas que no solo afectan a los trabajadores sino también a los ciudadanos como usuarios de los servicios ferroviarios. Por esto es por lo que se han planteado dos jornadas de huelga en Adif para los días 31 de julio y 1 de agosto.

Ruiz ha hecho mención a cinco puntos de conflicto abiertos con  la empresa. Ha comenzado con el relativo al traslado forzoso de 400 trabajadores a nivel nacional de un total de plantilla de 13.500, lo que supondrá, ha denunciado, el cambio de residencia y el desarraigo social de los trabajadores afectados.

Otro de los puntos del conflicto abierto con Adif es el referente a la inspección visual de vagones, de la que antes se encargaba el personal de Renfe con categoría de visitadores y, por lo tanto, con la capacitación profesional adecuada para llevarla a cabo. Ahora corre a cargo de Adif, que ha destinado a sus operarios de nivel III, el más bajo de la empresa, para decidir si un vagón puedo o no puede circular. Los motivos son únicamente económicos, en un claro intento de Adif por reducir costes.

También se ha referido a la venta de billetes, que Renfe hace a través de Adif, asunto sobre el que UGT quiere saber qué trabajadores va a pasar a Renfe y cuántos se van a quedar en Adif, sí como cuáles van a ser sus ocupaciones; a los problemas existentes en las terminales de carga que son propiedad de Adif mientras que los trenes lo son de las operadoras privadas y, por último, el cierre de las bases de mantenimiento de las infraestructuras que Adif estima en 300, de las que 30 son administrativas y no suponen ningún problema y otras 74 son terminales con menos de tres trabajadores dedicados al mantenimiento de las vías.

En este sentido, Ruiz ha pedido una explicación sobre los criterios seguidos por la empresa a la hora clasificar las terminales como estrictamente necesarias y valorar la idoneidad o no de la decisión ya que “nosotros somos los que estamos a pie de obra” y sabemos cuáles son las que plantean problemas de desarraigo y problemas de seguridad para los usuarios, ha manifestado el responsable sindical del sector ferroviario estatal de UGT.

En cuanto a la repercusión que esta situación tendrá en Castilla y León, el Secretario Regional del Sector Ferroviario de SMC-UGTCyL, Felipe de Diego, se ha referido a los trabajadores que se verán afectados por el traslado forzoso, cifrándolos en 100 de un total de 1.668 trabajadores que son los que integran la plantilla de Adif en la Comunidad. De Diego ha incidido en el hecho de que, si bien estos traslados se deben a la falta de coincidencia entre excedentes y vacantes, en otras ocasiones no han llegado a producirse porque se ha negociado otra salida, que pasaba por la búsqueda de otros trabajos alternativos en el Adif de cada provincia, y los que se producían eran de carácter voluntario.

Con estos datos, De Diego se ha mostrado contundente al denunciar el desarraigo social que afectará a los trabajadores así como la pérdida de población activa que seguirá sufriendo Castilla y León ya que de los 100 traslados forzosos previstos en nuestra Comunidad 25 trabajadores tendrían que cambiar de provincia y 75 se verían obligados a abandonar la Comunidad.

Desde el Sindicato reclamamos una medida fundamental para solucionar estos problemas con Adif, una medida que además no tiene ningún coste añadido: el diálogo.

Noticias Relacionadas