UGT reclama un programa progresista y el blindaje de las pensiones

17 Sep UGT reclama un programa progresista y el blindaje de las pensiones

Foto: R. Valtero/Agencia ICAL

Las Uniones de Jubilados y Pensionistas de UGT y CCOO en Castilla y León se han reunido con los grupos parlamentarios de Podemos y PSOE para entregarles un documento en el que se recogen las exigencias que ambas organizaciones sindicales reclaman a los partidos políticos en materia de pensiones y del mantenimiento del Sistema Público de Pensiones.

Provisionalidad intolerable

El secretario general de UJP-UGTCyL, Pablo Zalama, ha calificado de intolerable la situación de provisionalidad. Hace falta un gobierno estable que resuelva los problemas a los que nos enfrentamos:

  • El salario medio más frecuente es de 15.505 euros.
  • El 45,71% de los trabajadores perciben ingresos por debajo del SMI.
  • El 45,6% de los pensionistas perciben menos de 650 euros. El 68,3% de los pensionistas se encuentran por debajo del umbral mínimo que marca la OCDE.
  • La brecha de la desigualdad ha aumentado en España. Somos el cuarto país de Europa con mayor desigualdad. El segundo país, detrás de Bulgaria, en el que más ha crecido la diferencia entre ricos y pobres.

Políticas sociales fundamentales

Ha reclamado políticas que sean capaces de generar empleo de calidad y salarios adecuados. En la actualidad el empleo que se genera es estacional, temporal, con falsos autónomos y salarios de miseria. Esto supone que las cotizaciones sean exiguas y las pensiones miserables.

Políticas que rompan definitivamente la brecha de género; que cambien el actual modelo fiscal que posibilite una redistribución justa de la riqueza del país y persiga el fraude fiscal. Políticas que doten de partidas presupuestarias suficientes a la dependencia. Acuerdos políticos que permitan aprobar unos presupuestos generales que sirvan para acabar con la pobreza y la desigualdad.

En definitiva, un programa progresista que ofreza soluciones a las personas más desfavorecidas y garantice la estabilidad para nueve millones de pensionistas.

Blindaje de las pensiones públicas

Es necesario que los políticos que tengan altura de miras y responsabilidad de estado. Tienen que reflexionar ya que los problemas por los que atraviesa el país no admiten esperas, manifestó. Al contrario, exigen un trabajo colectivo para poner en marcha medidas políticas, económicas y sociales para salir del inmovilismo actual.

Zalama ha terminado demandando políticas que blinden las pensiones públicas, que protejan las subidas de las pensiones dándolas continuidad en forma de leyes; un programa que contemple la desaparición del factor de sostenibilidad y la derogación de la Reforma de Pensiones del año 2013.