UGT respalda las movilizaciones de las BRIF y dispositivos antiincendios de Castilla y León

29 Jul UGT respalda las movilizaciones de las BRIF y dispositivos antiincendios de Castilla y León

FITAG-UGT se suma a las reivindicaciones de las Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales (BRIF) en su movilización para reclamar la segunda actividad para los trabajadores veteranos, la categoría profesional de bombero forestal, y mejorar sus deficientes condiciones laborales.

Estos trabajadores llevan años reclamando unas condiciones de trabajo dignas y acordes con el trabajo que desempeñan y el riesgo que corren cada día enfrentándose a los incendios forestales.

Tras más de dos años sin convenio colectivo y sin avances en la negociación del mismo, que se han traducido en salarios precarios, falta de medios y recortes, han iniciado una serie de movilizaciones para trasladar a la sociedad su situación. Así, el pasado 15 de julio desarrollaron tres jornadas de huelga que, al no tener respuesta por parte de la Administración, desde el día de ayer ha pasado a ser indefinida. A la que durante la jornada de mañana, 29 de julio, se sumarán el resto de dispositivos de Castilla y León, contratados por empresas privadas, que tras más de tres años sin convenio reclaman las mismas reivindicaciones que los trabajadores de las BRIF.

FITAG UGT denuncia el abuso de la Administración de Castilla y León que ha impuesto unos servicios mínimos abusivos, que coarta el derecho a la huelga de los trabajadores. Concretamente las brigadas terrestres tendrán que cubrir el 70% del servicio, las unidades helitransportadas un 85% y en el caso de León y Zamora les obligan a dar un servicio del 95%, lo que significa que de cada retén no podría ir más de un trabajador a la huelga.

Entre las reivindicaciones de los trabajadores de las BRIF destaca la reclamación de una segunda actividad para los de mayor edad. Las pruebas a las que son sometidos son muy rigurosas, y pasada cierta edad es difícil superarlas. Entendemos que es necesario dedicar a los trabajadores veteranos a labores distintas a estar en primera línea de fuego, sin tener que renunciar a sus derechos y dándoles una continuidad laboral. Por otro lado, es necesario que se reconozca su categoría profesional como bomberos forestales y que se reconsideren sus condiciones laborales. Estos trabajadores, a pesar de que exponen su vida casi a diario, en muchos casos cobran 900 euros (en el caso de las BRIF) y son fijos discontinuos.

Además, reivindicamos que se hagan extensivas al resto del territorio estatal las prácticas que se desarrollan ya en Castilla La Mancha y Andalucía. En estas comunidades autónomas estos trabajadores se dedican exclusivamente a trabajos de extinción durante la campaña de incendios, para evitar la posible circunstancia de tener que dedicarse a apagar un fuego después de haber estado desarrollando durante su jornada otro tipo de trabajos forestales bajo temperaturas extremas como las que estamos sufriendo.

Nos reiteramos en nuestra preocupación por el hecho de que una de las causas más frecuentes de incendio este año sea la maquinaria agrícola. Si con la combinación de su uso y las altas temperaturas se multiplica el riesgo de incendio, es necesario establecer un protocolo preventivo.

Noticias Relacionadas