UGTCyL condena el último acto de violencia machista que ha costado la vida a una mujer de 32 años

27 Mar UGTCyL condena el último acto de violencia machista que ha costado la vida a una mujer de 32 años

UGT de Castilla y León manifiesta su más enérgica condena ante el asesinato en Medina del Campo (Valladolid) de otra mujer víctima de violencia de género. María del Henar, medinense de 32 años y madre de un bebé de 11 meses, ha fallecido hoy en el Hospital Clínico de Valladolid donde fue ingresada tras la agresión sufrida por su expareja, Pedro Pablo Olmos, de 41 años, que le provocó la muerte cerebral tras dispararle a bocajarro un tiro en la cabeza.

Son 18 las mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas en España en lo que va de año.

Los datos continúan mes a mes y año tras año siendo muy preocupantes. Desde UGT Castilla y León queremos reiterar nuestra consternación y el rechazo de esta lacra social y nuestro compromiso con la erradicación de la violencia contra las mujeres como manifestación más grave, cruel y brutal de la desigualdad entre mujeres y hombres y la discriminación que sufren las mujeres en la sociedad.

No existe constancia de denuncias por malos tratos ni solicitud de orden de alejamiento. Lo que pone de manifiesto la necesidad de prevenir situaciones de violencia de género a la vez que denunciar para iniciar las medidas cuando hay indicios de peligrosidad y proteger a las posibles víctimas.
Se detecta el incremento de víctimas entre mujeres cada vez más jóvenes, lo que nos lleva a reclamar la reimplantación curricular de aquellas materias que sirven de instrumento eficaz para educar en Igualdad desde edades tempranas.

Para esta organización sindical se trata de una problemática especialmente grave, inaplazable y prioritaria, por lo que queremos hacer un llamamiento a la administración autonómica y estatal para no seguir recortando en actuaciones, servicios y presupuesto en el apoyo contra la violencia de género y en la atención a mujeres víctimas y por implementar eficazmente todas las disposiciones normativas existentes. En concreto, que se ejecute en toda su extensión la Ley Orgánica contra la Violencia de Género de Castilla y León, se apruebe el reglamento de la Ley y que se incida especialmente en la formación y concienciación de los equipos profesionales que tienen que aplicar la Ley.

Por otra parte, es necesario reconocer las desventajas específicas de ciertos colectivos, hacia los que se deben de diseñar estrategias que incidan en su problemática concreta. En UGT queremos resaltar la doble y triple discriminación que sufren las mujeres en situación de exclusión social por los prejuicios sexistas, la falta de redes de apoyo social, y la falta de previsión que todavía existe tanto a nivel legislativo como institucional a la hora de proporcionar una atención adaptada a sus necesidades.

Desde UGT Castilla y León seguiremos trabajando a favor de la prevención y sensibilización social frente a la violencia de género, trasmitiendo a la sociedad el necesario respeto a la igualdad entre mujeres y hombres, y haciendo un llamamiento a todas las personas trabajadoras y al conjunto de la sociedad para que muestre su más absoluto rechazo ante los agresores. De la misma manera seguimos trabajando para que el cumplimiento integro y la profundización en el desarrollo de las políticas de igualdad, porque reclamamos hechos, exigimos una sociedad en la que los derechos humanos de las mujeres sean reconocidos y respetados.