UGTCyL constata que la pobreza se instala entre nosotros

16 Oct UGTCyL constata que la pobreza se instala entre nosotros

La Secretaría de Política Social y Salud Laboral de UGT Castilla y León, Carmen Campelo, ha denunciado que el proceso de empobrecimiento de nuestra sociedad ha sufrido en este último año un recrudecimiento rápido e intenso: ha subido el número de pobres, ha bajado el umbral de la pobreza y los hogares han perdido ingresos netos. Y mucho de esos pobres son trabajadores ocupados.

Más de diez millones de pobres en España, 500.000 en Castilla y León lo que sitúa la tasa de pobreza en el 20,4% frente al 17,5% registrada en el año 2013, que se traduce en que 60.000 personas más en Castilla y León se han visto sumidas en la pobreza.

Los datos que ha ido desgranando Campelo arrojan luz sobre una realidad social que está más cerca de nosotros de los que pensamos: 29 de cada 100 hogares en nuestra Comunidad no pueden hacer frente a gastos imprevistos; en cuatro años los hogares con baja intensidad de trabajo han pasado del 8% al 17,7% es decir de 99.000 a 130.000 familias, familias con menores.
Pobreza infantil que es aún más cruda y más dura:en Castilla y León hay 324.000 menores, de los que 8.413 niños se encuentran en situación de pobreza severa y 25.000 viviendo en hogares de baja intensidad de empleo.

La relación entre pobreza y mercado laboral es clara, ha señalado: aumenta la precariedad laboral, más de la mitad de los parados no perciben prestación alguna y las que se perciben son más vía subsidios que contributivas, 2 de cada 3 parados lo son de larga duración, se incrementa de forma alarmante la figura del trabajador pobre. Es decir que 150.000 trabajadores y más de 160.000 desempleados se encuentran en riesgo de pobreza.

El Secretario General de UGT Castilla y León, Agustín Prieto, ha señalado que con estos datos se constata una realidad muchas veces denunciada desde nuestra Organización: no se puede hablar de recuperación económica mientras no haya una recuperación de las personas y ésta no se está produciendo, las cifras indican que nuestra Comunidad se encuentra sumida en altas tasas de pobreza y exclusión social.

“Con salarios inferiores a 645 euros mensuales están creando una nueva clase: los trabajadores pobres” ha señalado Prieto quien ha vuelto a incidir en que para la Unión General de Trabajadores lo primero son las personas.

En este sentido ha reivindicado unas políticas sociales fuertes con las que se garanticen unos ingresos mínimos y unos servicios públicos que sirvan de colchón al conjunto de la sociedad y muy especialmente a los ciudadanos y ciudadanas que se encuentren sumidos en la pobreza o en riesgo de exclusión social. Al mismo tiempo ha señalado la necesidad de crear un nuevo modelo productivo en el que uno de los ejes sea el trabajo decente y suficientemente retribuido.

Prieto también ha recordado que en nuestra Comunidad, y dentro del Diálogo Social, se han puesto en marcha una serie de medidas para ir paliando este tipo de situaciones, tales como el Programa de Inserción para el Empleo, las ayudas para trabajadores afectados por ERES, las ayudas de emergencia o la Renta Garantizada de Ciudadanía. Pero con matizaciones.
Así, por ejemplo, ha reclamado para los mayores de 55 años que han perdido su empleo fórmulas que les permitan cotizar a la Seguridad Social hasta su acceso a la jubilación, otorgar rango de ley a las ayudas de emergencia para garantizarlas uno recursos necesarios y que la Renta Garantizada de Ciudadanía llegue realmente, sin trampas, a todos los ciudadanos que la necesiten.

Por último y respecto a los calificados por la Junta como presupuestos sociales para Castilla y León en 2016, Prieto afirma que no se puede erradicar la pobreza y la desigualdad en nuestra Comunidad con un incremento de gasto para las Consejerías “sociales” en 132 millones de euros mientras que la pérdida en los últimos siete años ha sido de 2.000 millones de euros y “así tardaremos décadas en recuperar lo perdido”

Noticias Relacionadas