UGTCyL defenderá el mantenimiento de los programas de Madrugadores, Tardes en el Cole y Centros Abiertos

20 Feb UGTCyL defenderá el mantenimiento de los programas de Madrugadores, Tardes en el Cole y Centros Abiertos

Ante las pretensiones de la Junta de Castilla y León de desmontar los programas Madrugadores, Tardes en el Cole y Centros Abiertos, UGT Castilla y León rechaza el proyecto de decreto y solicita la convocatoria de las mesas del Diálogo Social de donde surgieron estos programas pioneros desde 2005 y donde la Consejería tendría que haber negociado cualquier modificación.

Ayer, 19 de febrero, la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León presentó en el Consejo Escolar, fuera del Diálogo Social y sin previo aviso, un proyecto de decreto con el que, en la práctica, desmonta los programas de conciliación de la vida laboral y familiar incumpliendo el Estatuto de Autonomía y de la Ley de Medidas de Apoyo a las Familias. La Consejería de Educación de Castilla y León elimina definitivamente el programa “Centros abiertos”, limita el desarrollo del programa “Tardes en el cole” a los centros que no dispongan de comedor escolar y mantiene el pago impuesto en el curso escolar 2012-2013 del servicio de madrugadores, 25 euros mensuales este año, reduciendo su duración a 90 minutos en lugar de los 135 minutos actuales.

Estas medidas suponen un nuevo recorte y perjuicio a la escuela pública en nuestra Comunidad ya que los centros privados concertados deciden si ofertan sus propios servicios de conciliación marcando también los precios, más baratos y hasta ahora de peor calidad, y que en la escuela pública hasta el curso 2011-2012 eran gratuitos y universales.

Esta situación ya la vivimos el 18 de junio de 2012 cuando la Junta dinamitó de forma unilateral los acuerdos para avanzar en la conciliación del Diálogo Social con la propuesta de desaparición de dos programas y el establecimiento de “un copago de hasta 35 euros” para las familias que se acogieran a ‘Madrugadores’. UGT anunció la ruptura de las negociaciones con la Junta de Castilla y León en la mesa del Diálogo Social relativa a la Conciliación hasta que el Ejecutivo autonómico “garantizará” la supervivencia de los programas ‘Madrugadores’, ‘Tardes en el Cole’ y ‘Centros Abiertos’. La Consejería de Educación, que había decidido la desaparición” de  ‘Centros Abiertos’, tuvo que aceptar las propuestas sindicales.

Desde UGT Castilla y León ya se anunció que la introducción del pago en 2012 supondría una merma de ingresos; la expulsión del servicio de las familias que, debido al incremento del desempleo, no pueden acceder al dichos programas de conciliación; así como un ataque a la educación pública ya que se encontrará con la competencia a la baja de la educación privada o concertada, cuyos empleados tiene peores situaciones laborales El Sindicato no encuentra lógico que se escatime un millón y medio de euros cuando se destina mucho más para ayudar a las empresas.

El paro, el recorte a las ayudas para la compra de libros de texto, reducción de las becas, entre otros, son factores que ayudan a explicar que en Madrugadores, que se ha reducido en 19 los centros que dan el servicio, la mitad de las familias no han podido pagar el servicio en el primer trimestre de curso escolar, de septiembre a diciembre. Los usuarios descienden de 11.567 a 6.165. Lo mismo ocurre con Tardes en el colegio, donde los usuarios han descendido de 772 de media a 175 en la actualidad, y de 35 centros que daban el servicio a 25.

El programa Centros Abiertos permitía hasta agosto de 2012 que los niños acudieran a los centros durante las vacaciones, daba empleo a 600 monitores en 82 centros de 45 municipios y era utilizado por cerca de 9.900 alumnos.

En el contexto económico y social en el que viven las familias actualmente, donde sufren un mayor empobrecimiento, es más importante aún avanzar en conciliación con el mantenimiento de estos servicios implicando a las consejerías de Educación y Familia e Igualdad de Oportunidades. A la Junta parece no importarle las quejas de las familias y la opinión del Procurador, que vela porque no existan discriminación por parte de las administraciones a los ciudadanos.

Las alternativas de mantener el programa ‘Centros Abiertos’ restringiendo las familias que accedan por criterios de trabajo ya se cumplía, de hecho los usuarios son familias donde trabajan los dos progenitores durante las vacaciones escolares, excepto el mes de agosto, convirtiéndose en una demanda continua de la ciudadanía para ampliar el servicio. El de ‘Tardes en el Cole’ cuenta con 60 monitores en 37 colegios ofrecieron flexibilidad de horario de recogida para atender a 796 niños, y el de ‘Madrugadores’ emplea a 900 profesionales para cuidar de 12.000 alumnos en 322 centros públicos, si bien el número total de empleos se cifra “entre 1.000 y 1.200”, ya que muchos participan en distintos programas.

UGT continua abogando por la necesidad de conciliar la vida familiar y laboral, como compromiso asumido por la Junta de Castilla y León, en la Ley 1/2007, de 7 de marzo, de Medidas de Apoyo a las Familias de la Comunidad de Castilla y León, que en su artículo 5.2 dispone que la Administración de la Comunidad promoverá en el ámbito educativo actuaciones conducentes a facilitar la conciliación de la vida familiar, escolar y laboral, como es el programa de Centros Abiertos. La apuesta por la conciliación se reforzó a través de la Ley Orgánica 14/2007 de 30 de noviembre, de reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla y León, que, en su artículo 16.13 establece que los poderes públicos promoverán y adoptarán las medidas necesarias para garantizar la plena eficacia de la conciliación de la vida personal, familiar y laboral.
Así mismo la II Estrategia de Conciliación de la vida personal, familiar y laboral 2008-2011 contempla en su objetivo 8, la potenciación, entre otros, de los Programas Madrugadores y Centros Abiertos. Por otro lado, la Junta de Castilla y León y los agentes económicos y sociales firmamos el 9 de noviembre de 2001 el Acuerdo para el impulso del Diálogo social en Castilla y León. De él surgieron acuerdos concretos en esta materia como los textos del Decreto por el que se regulan los programas de conciliación de la vida familiar, escolar y laboral en el ámbito educativo y de la Orden por la que se desarrolló éste.

 

Noticias Relacionadas