UGTCyL en defensa del derecho constitucional de huelga, porque La Huelga No Es Delito

09 Feb UGTCyL en defensa del derecho constitucional de huelga, porque La Huelga No Es Delito

Coincidiendo con el inicio del juicio a los 8 compañeros de la empresa AIRBUS en Getafe, para los que se piden condenas de 8 años de cárcel para cada uno de ellos, se han llevado a cabo concentraciones como muestra de solidaridad con los encausados y en defensa del derecho constitucional de huelga, porque la huelga no es un delito.

UGT Castilla y León ha manifestado su apoyo a estos compañeros, cuyo juicio tendrá lugar entre hoy 9 y hasta el próximo 12 de febrero, y al resto de los 300 sindicalistas encausados, que se enfrentan a penas de cárcel o a cuantiosas multas económicas, con una concentración de 5 minutos a las puertas de su sede en Valladolid.

A continuación, el Secretario General de UGTCyL, Agustín Prieto, junto a su homólogo en CCOO, Ángel Hernández, han presentado a la Delegada del Gobierno un Manifiesto en el que, además de expresar nuestra repulsa ante las medidas tomadas por ejercer un derecho constitucional como es el derecho de huelga, se exige la derogación del artículo 315.3 del Código Penal.

En este sentido, Prieto ha manifestado su solidaridad con los compañeros que ejerciendo su derecho constitucional a la huelga el 29 de septiembre de 2010 se encuentran encausados, y ha criticado a los fiscales por cercenar el ejercicio libre de la huelga, toda vez que el artículo 315.3 no se había aplicado en muchos años, existiendo una especie de “entente” que permitía el equilibrio entre las partes.

“Lo primero que hay que garantizar es un derecho constitucional y ante cualquier duda de interpretación, exigimos de una vez por todas que el artículo 315.3 sea derogado”, ha señalado el máximo responsable de UGT en Castilla y León.

Prieto ha valorado como “positiva” la disposición de las fuerzas progresistas que conforman el parlamento para iniciar esa derogación, sin embargo ha exigido rapidez en los trámites porque mientras tanto se pueden aplicar condenas por el mero hecho de haber secundado una huelga o haber formado parte de un piquete informativo a las puertas de un centro de trabajo, algo que ha calificado como “inadmisible”.

Prieto fue contundente al manifestar que “les guste o no les guste”, y a pesar de las cortapisas que nos pongan, en alusión a la Ley Mordaza del PP, los trabajadores y trabajadoras vamos a seguir estando en la calle siempre que lo consideremos necesario, protestando y reivindicando nuestros derechos, como siempre lo hemos hecho y lo seguiremos haciendo.