UGTCyL exige mayores recursos materiales, humanos y presupuestarios para la Inspección de Trabajo

18 Dic UGTCyL exige mayores recursos materiales, humanos y presupuestarios para la Inspección de Trabajo

El vicesecretario general de UGTCyL, Evelio Angulo (i) y el secretario de Política Sindical, Industrial y Empleo de UGTCyL, Raúl Santa Eufemia (d) presentan las exigencias de UGTCyL de cara al cumplimiento de la Inspección de Trabajo de los objetivos para 2020. Foto: Miriam Chacón/Agencia ICAL

UGT Castilla y León ha presentado hoy las exigencias que planteamos para que la Inspección de Trabajo y Seguridad Social pueda desarrollar los objetivos planteados para 2020.
El secretario de Política Sindical, Industrial y Empleo de UGTCyL, Raúl Santa Eufemia, ha señalado algunos datos que reflejan una preocupante realidad.

Datos preocupantes desde la Inspección de Trabajo

En 2019, de enero a octubre, se han incrementado el número de infracciones en un 15,3%; la cuantía de las sanciones en el 16,08%, llegando a los 9 millones de euros.
En cuanto al tiempo de trabajo, en relación a la jornada y las horas extraordinarias, las infracciones han aumentado el 37,3%.
Estos datos repercuten aún más en sectores ya muy castigados por las condiciones laborales actuales. Hostelería, comercio, limpieza, telemarketing o transporte de mercancías, son los sectores en los que me marcan las líneas maestras de la precarización laboral.

Solo 1 de cada 10 contratos que se firman es indefinido (en los últimos 20 años). 1 de cada 4 asalariados tiene un contrato temporal (tanto en el ámbito privado como público). En 5 años se ha incrementado la temporalidad en 5 puntos porcentuales. 1 de cada 4 contratos tienen una duración de 7 días o menos.

Dos reformas laborales y degradación de las condiciones de trabajo

Santa Eufemia ha denunciado la degradación sistemática de las condiciones de trabajo como consecuencia de las dos reformas laborales. Han provocado la inaplicación de los convenios, convenios de empresa por debajo de los sectoriales de referencia, despidos con bajas laborales justificadas por los médicos de familia….
A esto hay que añadir que 52 convenios sectoriales aún no han actualizado sus tablas al SMI de 2019 (12.600 euros/año en 14 pagas).
En el área de prevención de riesgos laborales ha reclamado más inversión por parte de las empresas. Se han detectado, en el periodo de enero a octubre de 2019, un incremento de las infracciones del 14,4% respecto al mismo periodo de 2018 y un 34,9% más de sanciones.

Plan Director por un Trabajo Digno

Dentro del Plan Director por un Trabajo Digno, de ámbito estatal aprobado en agosto de 2018, en Castilla y León se han transformado 10.046 contratos temporales en indefinidos. Es decir, un 57,46% más que los último 15 meses anteriores de referencia. Por eso, Santa Eufemia ha definido a la Inspección de Trabajo de Castilla y León como “una de las principales fuentes de contratación indefinida de la Comunidad”.

También dentro de este Plan, la Inspección de Trabajo CyL ha incrementado la jornada la 2.409 trabajadores con contratos parciales que se encontraban en situaciones anómalas en sus jornadas de trabajo.
Al mismo tiempo hizo referencia a la campaña para detectar falsos autónomos. Con ella se han regularizado a 640 trabajadores mediante su alta en el régimen general de la Seguridad Social. Manifestó su esperanza de que en próximas fechas ocurra lo mismo con los trabajadores de las plataformas digitales.

Fundamental la labor conjunta

Por último, el secretario de Política Sindical, Industrial y Empleo, valoró muy positivamente el trabajo conjunto llevado a cabo, junto a UGTCyL, desde la Dirección de Trabajo de la Junta de Castilla y León y la coordinación regional llevada a cabo entre los 9 equipos provinciales de la Inspección laboral. Estas actuaciones conjuntas han permitido sacar a la luz las irregularidades contractuales llevadas a cabo por los empresarios.

Quién algo debe, alto teme

El vicesecretario general de UGTCyL, Evelio Angulo, criticó a los empresarios que califiquen de excesiva presión la labor realizada desde la Inspección Laboral y que la señalen la acción inspectora como la responsable de restar capacidad inversora en Castilla y León. Angulo recurrió al dicho castellano de que “quién algo teme, algo debe”.
En este sentido puso como ejemplo el sector de la hostelería. Contratos de 10 horas semanales cuando se están trabajando 40 horas. Son los “cuatreros” los que incumplen la ley a se aprovechan de la falta de recursos de la Inspección de Trabajo para cometer estos fraudes. Fraudes a los trabajadores que contratan, a la Seguridad Social, a Hacienda y al conjunto de la sociedad, para seguir teniendo “pingües beneficios”.

Exigencias de UGT de cara a la Inspección de Trabajo para 2020

Angulo planteó algunas de las exigencias de UGT Castilla y León ante las carencias de medios, recursos humanos y materiales de las que adolece la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

Es fundamental la coordinación entre los diversos organismos políticos y administrativos con competencia en el ámbito de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social para aumentar la eficacia y eficiencia de la acción inspectora.
Señaló la importancia de aumentar y reforzar la actuación planificada, previa a la consulta, con la interlocución social frente al fraude en la contratación temporal, siniestralidad laboral, economía sumergida. En definitiva, sobre todos los aspectos básicos para la construcción de una sociedad avanzada y sobre los que existe legislación pero cuya aplicación real no es la adecuada.

Reiteró la necesidad de conseguir mayor rapidez en la actuación inspectora y menor tiempo en la resolución; así como en la comprobación de los requerimientos practicados. En este sentido señaló que hemos detectado cierto retraso tanto en las actuaciones como en la remisión de los informes resultado de las mismas.

Terminó su intervención incidiendo en que, pese a lo que digan los empresarios, en Castilla y León no estamos en peor situación para competir con el resto de Comunidades Autónomas.