“Una protesta legítima, profundamente democrática y multitudinaria”

17 Sep “Una protesta legítima, profundamente democrática y multitudinaria”

Riadas humanas, procedentes de toda España, entre ellos, más de 5.000 afiliados y simpatizantes de UGT Castilla y León marcharon este sábado por las calles de Madrid, participando en la gran concentración en la Plaza de Colón en protesta por las políticas de recorte del Gobierno del PP, que afectan a TODO, a TODAS y a TODOS, y exigiendo una nueva política económica que priorice el crecimiento y el empleo.

La delegación castellano leonesa estuvo encabezada por el Secretario Regional de UGT, Agustín Prieto, quién insistió en que la crisis es solo una disculpa del PP para “acabar con todo”. “Mintieron en su programa electoral”, aseguró, y ahora, añade, “desmantelan el Estado de Bienestar y atacan  nuestro sistema democrático”.

La columa castellano leonesa recorrió el Paseo de la castellana desde la Plaza Gregorio Marañón hasta la Plaza de Colón, donde centenares de miles de personas procedentes de toda españa se sumaron a este acto reivindicativo y de protesta, convocado por la Cumbre Social,  de la que UGT y CCOO forman parte, junto a más de 150 organizaciones de la sociedad civil, que representan a más de 900 asociaciones y entidades.

El máximo responsable regional de UGT en Castilla y León volvió a demandar al Gobierno la celebración de un referéndum para que el ciudadano pueda expresar su opinión sobre unas políticas regresivas que afectan a su presente y su futuro y que no figuraban en el programa electoral del partido del Gobierno.

Por su parte, el Secretario General de UGT, Cándido Méndez, comenzó su intervención en la Plaza de Colón con un “Sobran las palabras”. Méndez afirmó que “el 15S no es el final de nada”, sino que esta concentración, que tendrá trascendencia histórica, “es un paso más, un formidable catalizador democrático y social” .

A partir de aquí- dijo Méndez- vamos a llegar al último confín de nuestro país, al último pueblo para explicar a los trabajadores y trabajadoras españolas y a la población, en general, que existen otras alternativas a esta política de recortes que está provocando tanto sufrimiento.

Méndez calificó el 15 de septiembre como una jornada de protesta “legítima, profundamente democrática y multitudinaria” y ha dicho que debe suponer un punto de inflexión: “quedará muy palpable que la sociedad española no está dispuesta a aguantar de manera pasiva y resignada la imposición de estas políticas de rescate”.

Noticias Relacionadas