VALORACION DEL AÑO 2017

02 Ene VALORACION DEL AÑO 2017

enero 2018
www.salamancartvaldia.es
BALANCE 2017
“Se ha consolidado la figura del trabajador
pobre y así es imposible fomentar el consumo”
Afirma que la celebración del VIII Centenario de la USAL debe servir “para posicionar Salamanca
a nivel internacional y crear en la ciudad empleo de calidad

El año concluye con más de
25.800 parados en Sala-
manca. ¿Cuál es su valo-
ración?
Desde que comenzara este 2017
se ha logrado reducir el número de
parados en 2.078 personas pero
al fin y al cabo es una rotación, la
situación que están viviendo los
desempleados en Salamanca en
particular y en España en general es
dramática. Más del 55% carece de
ayuda alguna y sobreviven gracias
a sus pensionistas que al mismo
tiempo ven devaluados sus ingre-
sos por efecto del IPC, cercano al
2% mientras la revalorización de las
pensiones alcanza únicamente el
0,25%; pero es que además muchos
de esos parados están excluidos del
mercado laboral, bien por su edad
bien por su obsoleta preparación.
Acaba otro año en el que se ha con-
solidado entre la sociedad la figura
del trabajador pobre, que no es otra
que trabajadores que no llegan a los
1.000 euros por lo que no pueden
cubrir sus necesidades básicas.
La solución a nuestro juicio pasa
por la regulación de la negociación
colectiva, porque se derogue esa
reforma laboral y por la modera-
ción al alza de los salarios para que
se pueda fomentar el consumo y
por ende la productividad para la
generación de puestos de trabajo.
Si esto no se regula, va a ser un
lastre para la economía española.
Mientras no haya consumo, no va a
haber creación de empleo, y el con-
sumo no se afianza con salarios
precarios al igual que ocurre con
las pensiones, que más del 45% de
ellas no supera los 700 euros.
¿Qué papel juega la mujer en to-
dos estos datos?
La mujer es siempre la gran perju-
dicada. Cuando se genera empleo
el que se genera es masculino y
cuando se destruye el primero que
se destruye es el femenino, sal-
vo el mes pasado que aumentó el
trabajo de la mujer por una razón
estacional, ya que el sector servi-
cios con el Black Friday se traduce
en compra, y la mujer está muy
instaurada en el comercio como
dependientas.
El 1 de enero había 16.028 pa-
radas y ahora a finales del año hay
15.350. Se ha logrado reducir el
número en más de 600 desem-
pleadas, pero es que en este mis-
mo periodo si hablamos del sector
masculino el número de desem-
pleados varones el doble con más
de 1.400 desempleados menos.
¿Se está actuando con solvencia
desde las diferentes instituciones?
No como deberían. La realidad de
Salamanca es muy compleja. Te-
nemos un empresariado obsoleto
sin idea de ampliar caminos pero
por otro lado estamos desindus-
trializados totalmente. La única
industria que tenemos fuerte es
la del sector cárnico en Guijuelo
que se está empezado a robotizar,
y luego tenemos la otra industria
fuerte que es la Universidad. Está
generando muchos grados cada
año, pero no somos capaces de
asumirlos. Estamos preparando
emigrantes. Es duro decirlo pero
es así. Formamos a los jóvenes
pero luego no se pueden quedar
a trabajar aquí. Nosotros siempre
hemos apostado por la prestación
de terrenos, y un ejemplo claro es
el Parque Científico de Villamayor
que está necesitando ya más y
está funcionando.
Otra área muy importante es el
estado de bienestar social. Sala-
manca es una ciudad muy longeva,
de hecho cada vez más. Tenemos
gente de alta edad que hay que cui-
darla. Debemos fomentar la ayuda
a domicilio y la ayuda a la depen-
dencia con equipos multidiscipli-
nares en gerontología. Debemos
prever qué enfermedades pueden
desarrollarse a corto plazo y una
vez identificadas, cuando los en-
fermos las sufran intentar que para
cuidarlas no tengan que hacerlo las
pobres familias sin preparación de
ningún tipo de forma desprofesio-
nalizada. Debemos formar gente y
así crear empleo con este colectivo
que juega un papel muy importante
en la sociedad salmantina.
Esa sociedad longeva es más per-
judicada en la provincia. ¿Cuál es
su realidad?
La realidad de la provincia es más
dura si cabe que la de la capital con
un déficit comercial que va a más
en los diferentes municipios. Los
pueblos se están destruyendo, es-
tán perdiendo tiendas, bares, far-
macias, médicos de familia… etc.
Se está perjudicando de tal manera
la relación social que hay en estos
pueblos que los jóvenes huyen de
allí, y los que quedan son los ma-
yores, la mayoría de ellos depen-
diendo de terceras personas pues
necesitan coches para desplazar-
se y poder cubrir sus necesidades
más básicas. La situación no es la
más idónea ni comercial ni indus-
trialmente, por lo que la creación
de empleo en las zonas rurales
debe ser también una prioridad.
¿La sanidad pública se sigue dete-
riorando?
Totalmente, en lo que respecta por
ejemplo al Hospital de Salamanca
son ya varios años en los que se
están incumpliendo plazos, con
dinero presupuestado que no se
ha invertido al final de cada año,
y a esto se suma que la inversión
que hace el Gobierno central en
sanidad va en continuo descenso
lo que se traduce en el deterioro de
las instalaciones como hemos vis-
to en el nuestro y en la externaliza-
ción de una serie de servicios como
la cocina o la lavandería, y todo por
la falta de personal.
En los últimos años se han per-
dido en el Hospital Clínico de Sa-
lamanca cerca de 300 puestos de
trabajo y los que han mantenido
su puesto están saturados. Todas
las quejas de los pacientes no van
dirigidas a profesionales, sino a las
condiciones de las instalaciones o a
las eternas listas de espera, ya has-
ta en temas de salud mental que lo
hemos detectado recientemente
Todo esto al final provoca que la
gente que económicamente se lo
puede permitir apuesta por la sa-
nidad privada. El que no tiene dine-
ro se tiene que conformar y sufrir
muchas menos prestaciones en un
Hospital que ha sido una referencia
a nivel europeo.
¿Y la educación pública?
Se ha deteriorado en la misma lí-
nea, la de los recortes. Por culpa
de eso, las aulas se han masifica-
do y no se cubren todos los pues-
tos de trabajo. En lo que respecta
a la Universidad, la de Salamanca
es una de las más caras junto con
Madrid y Barcelona, y eso hace que
vengan menos estudiantes, lo que
repercute en toda la economía sa-
lamantina. Está demostrado que
por cada euro que invierte la ad-
ministración en la Universidad se
multiplica por cinco en la ciudad,
por lo que la reducción de las tasas
debe ser una prioridad.
La Universidad jugará un papel
clave en 2018. ¿Cómo augura el
nuevo año?
Con la celebración del VIII Cente-
nario de la USAL se debe potenciar
sin duda la generación de empleo.
El más beneficiado será como
siempre el sector servicios, pero
para ello deben estar unida y tra-
bajar de la mano tanto la Junta de
Castilla y Léon como la Diputación
y el Ayuntamiento.
Los agentes sociales lucharemos
para que esas ayudas a la inversión
que vendrán de la mano del Go-
bierno central sean aprovechadas,
no solo de cara a 2018, sino para
lograr posicionar a Salamanca por
toda Europa como centro de refe-
rencia turístico. Si lo conseguimos,
atraeremos un turismo más selecto
de alta calidad y eso será reflejo de
mejora en la economía que al final
es lo que todos deseamos.
José Luis Rivas, secretario provincia de UGT | foto: ángel merino

Noticias Relacionadas