…y no quieren que lo contemos

05 Jun …y no quieren que lo contemos

Los periodistas de Castilla y León, convocados por UGT y  Comisiones Obreras, se han movilizado en la “Jornada de Lucha” del 5 de junio bajo el lema “Quieren acabar con todo y no quieren que lo contemos” por unos medios de comunicación con carácter social, por un empleo digno y por el derecho de la sociedad a recibir una información veraz.

La situación de los medios de comunicación social es tan preocupante que han querido hacer oír su voz en la sociedad para recordar que sin una prensa libre y comprometida con la verdad la democracia hace aguas por todos lados. Los periodistas creen que los factores que han llevado a esta situación son variados y no surgieron ayer, incidiendo en que sin ser del todo ajenos a la mercantilización y banalizacion que impregna hoy en día la información, la profesión periodística es tan digna y necesaria como cualquier otra; solo hay que ejercerla en libertad y con responsabilidad para eludir su degradación.

En medio de una de las mayores crisis de la historia quieren aprobar una ley que permita la privatización de la información en las radiotelevisiones públicas con el pretendido objetivo de frenar las pérdidas económicas, cuando en realidad lo que quieren es eliminar uno de los derechos recogidos clara y contundentemente en la Constitución española, que es el derecho a la información.

En los medios privados la situación económica es cada día más precaria: merma la calidad, bajan las ventas y disminuye la publicidad. La reforma laboral permite eliminar puestos de trabajo con el mínimo coste para las empresas. La crítica situación de los periódicos impresos va a traer consigo la desaparición de los equipos de investigación y, con ellos, la investigación sobre casos de corrupción, cohecho, nepotismo y abusos. Si las ruedas de prensa se convierten en simples comparecencias donde no se admiten preguntas, sólo tendremos información instucional y corporativa de empresas.

La concentración que se ha desarrollado en Valladolid ha terminado con la lectura, por parte de dos periodistas responsables de los gabinetes de prensa de ambos sindicatos, de un manifiesto en el que han explicado que las reivindicaciones laborales y profesionales pasan por el derecho a desempeñar su trabajo sin estar permanentemente amenazados por el despido, por la competencia profesional desleal o por una errática planificación empresarial.

Al mismo tiempo han aprovechado para explicar a las organizaciones sociales, colectivos organizados y a la sociedad civil que sin medios de comunicación social, por muy denostados que puedan estar, no hay verdadera democracia, que el derecho a la información es uno de los derechos fundamentales contenidos, incluso, en la Declaración  de Derechos Humanos y que su defensa es tarea de toda la sociedad.