Castilla y León registra el peor dato de octubre desde 2005

03 Nov Castilla y León registra el peor dato de octubre desde 2005

El mes de octubre finaliza con 201.827 parados registrados en Castilla y León, según los datos publicados por el Servicio Público de Empleo, 11.826 personas desempleadas más que en septiembre. Para nuestra Comunidad es el peor mes de octubre de toda la serie histórica.

En cuanto a la afiliación a la Seguridad Social, en el último año Castilla y León está entre las que menos empleo genera: mientras que en nuestra Comunidad el crecimiento ha sido del 1,53%, el más bajo de España junto con La Rioja, la media nacional ha sido del 3,18% más del doble.
Esto indica dos cosas, o la población está yéndose o es tan elevado el efecto desanimo que hace que muchos trabajadores de la Comunidad se borren de las listas del paro.

Respecto a la contratación, la doble precarización (temporal y a tiempo parcial) ha crecido exponencialmente durante la crisis, gracias fundamentalmente a la reforma laboral. Contratos temporales, a tiempo parcial y que duran horas o días son cada vez más frecuentes en nuestro mercado laboral, lo que está incrementando tanto la dualidad dentro del mismo que está provocando que cada vez haya más trabajadores con sueldos misérrimos y con una inseguridad laboral absoluta.
El número de trabajadores con contrato indefinido a tiempo completo es hoy menor que hace 11 años.

El 60% de los desempleados de Castilla y León no reciben ningún tipo de prestación. Y entre los que la perciben es mayoría los que lo hacen vía subsidio, renta activa de inserción o a través del programa de activación, lo que implica que la prestación media es cada vez menor y que el paro de muy larga duración, más de dos años, sigue aumentando.

Para UGTCyL hay cuestiones prioritarias como son el reforzamiento de la protección por desempleo, mejorando las prestaciones. El gasto en prestaciones por desempleo no debe limitarse a garantizar la cobertura con la normativa vigente sino que deben ponerse en marcha recursos adicionales para la protección de desempleados de larga duración.

También es necesario reforzar las políticas activas de empleo y de intermediación, pero sin orientarlas exclusivamente a subvencionar al sector privado. Para UGT es necesario llevar a cabo medidas de creación de empleo con recursos adicionales para mejorar la empleabilidad y lograr la inserción permanente de los desempleados.

En definitiva, desde UGTCyL planteamos la necesidad de dar un giro a las políticas económicas y sociales. Más empleo de calidad, combatiendo el paro de larga duración y la precariedad laboral, deben ser objetivos prioritarios de las políticas de empleo. De los contrario, volveremos a un modelo productivo cortoplacista, basado en empleos de baja calidad y actividades de escaso valor añadido, que no considera los factores necesarios para lograr un crecimiento sostenible y una mejora de la competitividad y del bienestar de la población.

Desde UGTCyL seguimos exigiendo la inmediata retirada de la reforma laboral, con la que no solo no han conseguido ninguno de los objetivos planteados sino que ha servido para incrementar la dualidad de nuestro mercado laboral.