Hace falta un Plan de Choque por el empleo y una Negociación Colectiva para lograr una recuperación social justa

02 Jul Hace falta un Plan de Choque por el empleo y una Negociación Colectiva para lograr una recuperación social justa

Los datos de paro publicados hoy por el Servicio Público de Empleo Estatal, correspondientes al mes de junio muestran en Castilla y León 165.481 personas registradas en el desempleo, 4.811 menos respecto a mayo.

Como ya ocurrió en el mes de mayo, se sigue recuperando parte del empleo perdido durante la etapa más dura de la pandemia, marzo y abril. Tenemos 8.384 afiliados más, con lo que se ha recuperado el 43% de lo perdido en la etapa Covid. Aún nos quedan por recuperar 20.516 empleos. Este comportamiento, que es mejor que el registrado en la media nacional (que ha recuperado el 29%), se debe por un lado, a nuestro menor peso turístico en comparación con otras Comunidades Autónomas y, por otro, a la caída del empleo agrícola pro el cierre de campañas de recogida, sobre todo en Andalucía.

Se nota una cierta reactivación en todos los sectores productivos, aunque el volumen de trabajadores que continúan en situación de ERTE sigue siendo muy alto, así como el número de autónomos que perciben prestaciones, alcanzando entre ambos, a finales de junio, la cifra de 150.000 personas.

En cuanto a las prestaciones por desempleo, tenemos una cobertura del 82%, habiendo aumentado las prestaciones de tipo contributivo. Esto no se debe a una mejoría sino a que los trabajadores en situación de ERTE perciben prestaciones, y son de carácter contributivo, y no computan como desempleados.

El mantenimiento de la cobertura de los ERTEs y de las prestaciones por cese de actividad es clave para que las cifras del desempleo no se disparen. Por lo tanto, pese a que todos los datos apuntan a una leve mejoría en Castilla y León, habrá que esperar hasta el mes de septiembre, fecha en que termina la prórroga de los ERTEs Covid.

El consenso debe extenderse a la Negociación Colectiva

Es necesario que el espíritu de consenso al que se ha llegado a nivel tripartito se traslade, a partir de septiembre, a la Negociación Colectiva entre empresarios y sindicatos más representativos. Vamos a decir no a los descuelgues salariales y a la utilización de todas aquellas herramientas que fomenten la precariedad laboral y salarial.

Desde UGT Castilla y León reclamamos vigilancia y la adopción de medidas para evitar lo que ya ocurrió en la crisis anterior, no queremos una recuperación basada en el crecimiento de la precariedad y el subempleo. Ahora más que nunca es urgente la puesta en marcha de un Plan de Choque por el empleo de calidad para una recuperación social justa.